El Tribunal de Justicia Europeo debe ratificar la sanción

Bruselas propone multar a España por no recuperar las ayudas de las vacaciones fiscales vascas

La Comisión Europea tiene previsto proponer la semana que viene sanciones económicas contra España, potencialmente multimillonarias, por no haber recuperado el 100% de las ayudas fiscales concedidas por las haciendas forales vascas. El Tribunal de Justicia europeo será el encargado de ratificar o no la sanción y de fijar, en su caso, la cuantía de la multa.

Bruselas dio un ultimátum al Gobierno de Rodríguez Zapatero en junio de 2008, cuando la entonces comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, dictaminó que España había incumplido la obligación de recuperar las subvenciones ligadas a medidas fiscales en el País Vasco.

La denuncia de Kroes se refería a las vacaciones fiscales ofrecidas por las administraciones vascas en forma de un crédito fiscal del 45% de las inversiones realizadas por las empresas beneficiadas y una exención fiscal para las empresas de reciente creación.

Ante la presunta pasividad de las autoridades españolas, el actual comisario, Joaquín Almunia, tiene decidido cumplir el ultimátum de Kroes y solicitar al Tribunal que imponga una multa coercitiva a España. La sanción puede ser astronómica si se tiene en cuenta que el mes pasado Bruselas propuso una multa diaria contra España de 14.000 euros por no haber recuperado la ayuda concedida hace dos décadas a Magefesa. Y una sanción diaria de 131.000 euros por cada jornada que transcurra desde que el Tribunal se pronuncie sobre la propuesta de la CE y la recuperación efectiva de la ayuda declarada ilegal.

La Diputación de Guipúzcoa reconoció el pasado año que había recibido 59 millones de varias empresas por las ayudas concedidas que finalmente no se ajustaron al ordenamiento comunitario. Alguna de estas sociedades, según fuentes consultadas, habían anunciado su intención de recurrir la devolución a la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.