Elecciones autonómicas en Cataluña

CiU tienta al presidente de Abertis con una supercartera económica

El presidente de Abertis, Salvador Alemany, tiene una oferta sobre la mesa para integrarse en el equipo de Artur Mas si CiU gana las elecciones catalanas y forma Gobierno. El ejecutivo, de 66 años, gestionaría Economía y Obras Públicas. Pese a lo atractivo de la propuesta, parece lejos de aceptar.

De primer espada en el ruedo económico español, a número dos de un hipotético Gobierno convergente en Cataluña. Es el recorrido que, según fuentes solventes, ha ofrecido el líder de CiU Artur Mas al presidente de Abertis, Salvador Alemany (Barcelona, 1944). Pero este parece más cerca de rechazar la invitación que de cambiar de vida.

Los dos guardan silencio sepulcral al respecto, pero en entornos cercanos a ambos se reconocen los contactos y se habla de una postura reflexiva de Alemany al respecto hasta hace pocas jornadas.

CiU apunta a la mayoría absoluta en los comicios del 28 de noviembre y en Abertis el mandato de Salvador Alemany comenzó hace año y medio una lenta y ordenada cuenta atrás con la incorporación de ejecutivos y la reordenación del organigrama del grupo. Personas conocedoras de la situación de Abertis, de puertas adentro, creen que "el salto a la política sería un broche dorado".

Salvador Alemany, sin carné político, está ahora más en el escaparate que nunca desde su posición de presidente del foro catalán de debate Círculo de Economía. Quien conoce a este economista asegura que "huye de compromisos a largo plazo fuera de Abertis y que el salto a la política supone un escenario demasiado extenso". Sin embargo, la oferta de CiU invita a pensárselo dos veces y Alemany no ha descartado nada en público.

Al parecer, Mas estaría dispuesto a concentrar Economía y Obras Públicas en una sola consejería, lo que daría a Alemany la responsabilidad sobre asuntos como el concierto económico (por el que CiU pretende que Cataluña recaude los impuestos y ceda parte al Estado por los servicios que éste último presta en Cataluña), la búsqueda de vías de financiación para la Generalitat (la última experiencia es la emisión de bonos por 3.000 millones) o la atracción de inversores para la creación y mantenimiento de infraestructuras. Campos en los que ha demostrado sobrada competencia al frente de Abertis.

Desde hace meses, el discurso de Artur Mas hace alusión, si llegara a suceder al socialista Montilla, a su intención de recortar entre un 20% y un 25% el número de cargos públicos, así como a rodearse "de los mejores, estén dentro o fuera del partido". Junto al de Alemany, otro apellido que ha sonado es el de Piqué (Josep), presidente de Vueling, que parece no estar por la labor.