Pedió en los nueve primeros meses del año 255,3 millones

Las inmobiliarias cotizadas mejoran sus resultados a excepción de Reyal

Reyal Urbis duplicó sus pérdidas en los nueve primeros meses del año, hasta los 255,3 millones. Metrovacesa y Martinsa redujeron pérdidas en el mismo periodo; Realia ganó 12 millones.

Reyal Urbis registró pérdidas en los nueve primeros meses del año de 255,3 millones de euros, más del doble que en el mismo periodo de 2009, según informó el viernes a la CNMV. La compañía achacó los resultados a la situación del sector y a la falta de financiación para poner en marcha nuevas obras.

El grupo controlado por Rafael Santamaría obtuvo entre enero y septiembre unos ingresos de 942,8 millones de euros, frente a los 850,5 millones que había facturado el año anterior. La compañía logró reducir su endeudamiento desde los 4.477,6 millones de euros de septiembre de 2009 a 3.846,7 millones. En este periodo la empresa ha reducido en un 51% su plantilla ligada al negocio residencial. En su comunicado al regulador del mercado Reyal Urbis señala que con "independencia de la situación particular de cada compañía, la oferta de obra nueva está actualmente lastrada por la falta de financiación en su proceso de producción.

El incremento de las pérdidas anunciadas por Reyal Urbis contrasta con la leve mejoría de los resultados de otras inmobiliarias cotizadas comunicados el viernes.

Realia, la inmobiliaria controlada por FCC y Caja Madrid, informó que en los nueve primeros meses registró un beneficio de 12,2 millones de euros, un resultado un 128% superior al del mismo periodo del año anterior, en el que perdió más de 42 millones. Realia ingresó entre enero y septiembre 243,2 millones de euros. Además informó que sus edificios de oficina en alquiler mantienen una ocupación del 93,9%.

Metrovacesa registró en los nueve primeros meses de 2010 unas pérdidas de 269 millones de euros, un 65,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, gracias a la venta de su negocio de aparcamientos Metropark, el pasado mes de enero, por 120 millones de euros. La deuda financiera descendió en 316,9 millones, hasta los 5.626,5 millones de euros. La participación que el grupo tiene en la inmobiliaria francesa Gecina, donde controla el 26,9% del capital, aportó ingresos por 53,9 millones de euros.

La inmobiliaria Quabit, antigua Astroc, comunicó unas pérdidas de 68,2 millones frente a las pérdidas de 148,5 millones de los nueve primeros meses de 2009.