La máxima candidata es la japonesa Mitsui

FCC Energía ampliará capital para dar entrada a un socio industrial

El objetivo de multiplicar por cuatro la aportación del negocio de energía al Ebitda de FCC, de aquí a finales de 2013, pasará por alcanzar los 2.000 MW en operación en el mismo plazo. Un reto inversor que exigirá desinversiones puntuales en el área, la captación de financiación y la entrada de un socio industrial en FCC Energía a través de una ampliación de capital a medio plazo. La japonesa Mitsui es la gran candidata a entrar.

El reciente acuerdo de FCC Energía con el conglomerado industrial japonés Mitsui, para colaborar en proyectos termosolares, está llamado a tener gran recorrido. La empresa que preside Baldomero Falcones ha reconocido que su próximo plan estratégico 2011-2013, que se espera entre abril y mayo, recoge un alza en la potencia instalada gestionada de los 770 MW (entre proyectos en marcha y en cartera) hasta los 2.000 MW. Un recorrido que FCC Energía no quiere hacer en solitario, según dejó entrever la compañía en la presentación de resultados del viernes.

La estrategia marcada por Falcones pasa por abrir la división a un socio o socios que compartan inversiones y beneficios con FCC. El primer candidato no es otro que la propia Mitsui, que ya participa en el 30% de la planta termosolar Guzmán, en Palma del Río (Córdoba).

Con una experiencia previa de trabajo conjunto, en el negocio del agua en México, se trata de ir sondeando la evolución del pacto de colaboración para tratar de consolidarlo a medio plazo y dar acceso al conglomerado nipón al capital de FCC Energía, de igual modo que ya se comparten los negocios inmobiliarios (Realia) o de infraestructuras (Globalvía) con Caja Madrid. Un movimiento que debería materializarse en el marco temporal que abarca el citado plan estratégico (2011-2013).

FCC 11,88 -0,34%

Como primera opción barajada, la entrada de Mitsui, o de cualquier otra entidad, en FCC Energía se articularía a través de una ampliación de capital que servirá a la sociedad para reforzar sus fondos de cara a acometer proyectos.

La necesidad de un socio entrante responde a las actuales dificultades para financiar infraestructuras, pasándose de modelos de financiación poco exigentes en aportación de capital, a un escenario en el que FCC y cualquiera de sus rivales deben poner en juego hasta un 100% más en equity que en los tiempos previos a la crisis.

A la vista de las inversiones necesarias y de las sinergias que encuentra dentro del grupo, FCC Energía también analiza desinversiones puntuales y opta por tener presencia especialmente en desarrollos eólicos y en la valorización de residuos. De hecho, pretende asignarse 100 MW en el concurso eólico gallego y otro tanto en el aragonés, tras hacerse con 100 MW recientemente en Cataluña.

Construcción industrial

Los resultados presentados el viernes por FCC (desglosados en el gráfico que acompaña esta información) ya dan idea de un cambio de ciclo en el seno de la compañía. El área de construcción ingresa un 8,7% menos a septiembre de 2010 que en el mismo periodo de 2009, con un retroceso del 11,3% en nacional y de un 6,4% en internacional. Pero es que lo que viene, con las restricciones en el presupuesto de Fomento y la incertidumbre sobre el grado de cumplimiento del Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI), invita a tener un plan alternativo.

El de FCC pasa por crear una división de Construcción Industrial aprovechando la experiencia que está adquiriendo al ejecutar sus propias plantas de energías renovables y de tratamiento de residuos. Se trata de dar un paso más allá y ofrecer proyectos EPC a terceros, lo que engloba desde el diseño de las plantas, hasta la adquisición del suelo, su construcción e incluso la operación. Este área de diversificación está tutelada por FCC Energía, dirigida por Eduardo González y reforzada hace poco más de un año con el fichaje de Alejandro Seco, director de Desarrollo de FCC Energía, que desempeñaba tareas similares en Fenosa.

Rompe expectativas

Los 200 millones de beneficio neto de FCC a 30 de septiembre superan ya los 174 millones que señalan las estimaciones recogidas por FactSet para finales de 2010. El grupo prevé rondar los 307 millones a finales de año, un objetivo que impulsó la cotización el viernes un 0,4%, hasta 19,95 euros.

El grupo volverá a emitir bonos en 2011

FCC buscará "ventanas de oportunidad" en el arranque de 2011 para tratar de aumentar el peso de las emisiones corporativas en su deuda. La compañía tiene margen para colocar bonos por un máximo de 800 millones en el mercado, según explicó el viernes el director general de Finanzas, Víctor Pastor. Una cantidad que se desglosa en 500 millones en bonos simples y 300 millones en convertibles.

La entidad cerró septiembre con una deuda neta de 8.706 millones (60% a tipo variable, 40% a fijo, y con un coste medio del 3,5%), y tiene previsto que baje hasta 7.655 millones a 31 de diciembre. Para entonces, el Ebitda de FCC debería estar al mismo nivel que el cosechado en 2009, 1.460 millones. Unas cifras que arrojarán un ratio de deuda neta con recursos/Ebitda de poco más de tres veces.

Pastor mantuvo en su presentación a los analistas la previsión de repetir el Ebitda (1.460 millones) y beneficio neto (307,2 millones) obtenidos el año pasado, por lo que cree que 2010 puede marcar el inicio de la recuperación.

Pese a que en 2011 se espera aún un retroceso del 3,5% en la facturación del área de construcción nacional, hay otros negocios que auguran próximos tiempos mejores. Áreas de ingresos recurrentes, como Servicios y Energía (a las que el grupo debe el 58% del Ebitda), suman un crecimiento en el resultado bruto de explotación del 8%; el margen operativo mejora a estas alturas del año 20 puntos básicos de la mano de menores costes en aprovisionamiento de materiales y mejora de la eficiencia, y la cartera de obra internacional ha aumentado un 17,2%. Además, se reactivan las áreas de tratamiento de residuos, la demanda de espacios publicitarios de la filial Cemusa, y la puesta en equivalencia de participadas, principalmente de Realia, pasa de 12,7 millones en rojo a seis millones en positivo.

FCC cuenta con 1.385 millones en caja, más 1.200 millones en líneas de crédito disponibles y no dispuestas.