Más de 50.000 millones de euros

Los evasores alemanes trasladan miles de millones a Hong Kong y Singapur

Los propietarios alemanes de cuentas millonarias con dinero negro en Suiza están desviando esos fondos de manera masiva hacia otros paraísos fiscales en Asia, sobre todo a Hong Kong y Singapur.

Según una información adelantada hoy por el semanario Der Spiegel, se trata de una suma que supera con creces los 50.000 millones de euros, en base a cálculos del experto bancario del Partido Popular Suizo Hans Kaufmann.

"Solo en los ocho primeros meses de este año han desaparecido unos 62.000 millones de francos suizos" de las cuentas bancarias del país helvético, afirma Kaufmann en una entrevista con la revista.

Esta destaca que altos funcionarios del ministerio alemán de Finanzas consideran que los defraudadores al fisco alemán están desviando sus fortunas con la ayuda expresa de los propios bancos suizos.

La masiva desviación de dinero negro de propiedad alemana a paraísos fiscales en Asia se debe a la próxima entrada en vigor del tratado de doble imposición fiscal entre Alemania y Suiza, que acabará con la impunidad de los defraudadores germanos.

Der Spiegel señala que las rutas para desviar los fondos se encuentran abiertas de par en par para los defraudadores alemanes y que basta con apretar la tecla de un ordenador para enviar desde Suiza a Hong Kong o Singapur auténticas fortunas.

El fisco alemán tendría grandes dificultades para seguir la ruta de esos fondos ya que Alemania carece de un acuerdo de doble imposición con Hong Kong y el suscrito con Singapur contiene numerosas lagunas legales.