Crisis del Sáhara Occidental

Rajoy acusa a Zapatero de abdicar de su responsabilidad y rozar el esperpento

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha acusado hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de "abdicar de sus responsabilidades" en la crisis del Sáhara Occidental y de rozar "el esperpento" porque "es imposible" que el Ejecutivo lo haga "peor".

Rajoy ha aprovechado un mitin junto a la candidata del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, en Vila-Seca (Tarragona) para arremeter contra el "papelón" del Gobierno español respecto a los incidentes en el Sahara Occidental, y para subrayar que es "imposible" el Ejecutivo lo pueda hacer "peor".

"Ni (Zapatero) ha estado a la altura de lo que es España cuando vino el Papa ni en esta crisis en el Sahara, así de claro. Merecemos un presidente del Gobierno que lo esté", ha espetado Rajoy.

"Dice que se calla porque está defendiendo los intereses de España. En realidad lo que hace es abdicar de sus responsabilidades como presidente del Gobierno. No puede decir que se calla y que no defiende la libertad, la democracia y los derechos humanos, porque esos también son los intereses de España", ha remarcado.

"Para mí, los derechos humanos son intereses de España, y también lo son la libertad, la democracia, las personas y la libertad de expresión y de información", ha asegurado el jefe de la oposición.

Ayer, el Gobierno español lamentó, aunque no quiso condenar por la confusión existente, los hechos "graves" ocurridos en el Sahara Occidental y pidió a Marruecos que aclare urgentemente las circunstancias de la muerte del ciudadano español Baby Hamady Buyema y que facilitara el trabajo de la prensa española en la zona.

En el mitin de hoy, que ha reunido a un millar de militantes y simpatizantes del PP en Vila-Seca, Rajoy ha deplorado el "papelón" del Gobierno "en esta crisis", y ha matizado que hacía esa crítica desde "la moderación y la sensatez".

Y es que, a juicio del líder del PP, el Ejecutivo "está rozando el esperpento", porque Zapatero ha "desautorizado" a la titular de Exteriores, Trinidad Jiménez, "que a su vez ya se había desautorizado a sí misma", y ha "sacado a pasear" al ex ministro Miguel Ángel Moratinos a pesar de haberlo "cesado hace 20 días".

El líder del PP ha dado por descontado que su partido defenderá en todo momento "la legalidad internacional", pero también siempre "la democracia, la libertad y los derechos humanos".

"Es imposible hacerlo peor", ha concluido Rajoy, que ha insistido en que sus críticas no respondían a cuestiones ideológicas, sino al hecho de que ve al Ejecutivo como "la quintaesencia de la incompetencia".

Prueba del desgaste que sufre el Gobierno, según Rajoy, es que el Ejecutivo "fue nombrado hace 15 días" y sin embargo parece que tenga "90 años, tanto en política económica como en exterior".