Según los datos avanzados el viernes por el Eurostat

El frenazo de Alemania ralentiza el PIB de la zona euro hasta el 0,4%

El producto interior bruto de la zona euro avanzó un 0,4% en el tercer trimestre respecto al segundo, según los datos avanzados el viernes por la oficina estadística comunitaria, Eurostat. Ello supone una ralentización de seis décimas respecto al buen resultado registrado entre abril y junio; igual que entonces, el peso de Alemania se deja sentir en las cifras globales: la locomotora europea solo avanzó un 0,7% en el tercer trimestre, lejos del crecimiento récord del 2,3% del periodo anterior. Con todo, Alemania creció un 3,9% en tasa interanual, consolidándose como el país que más rápidamente se está recuperando de entre las grandes economías avanzadas.

Las cifras globales también se vieron lastradas por la moderación del crecimiento de Francia (desde el 0,7% hasta el 0,4%). En ese país, el sector exterior restó medio punto al crecimiento, lo que impidió un mejor resultado pese a la mejora del consumo, que creció al 0,6%. Con todo, París sigue confiando en cumplir o incluso mejorar su previsión de crecimiento del 1,5% para el conjunto del año.

Los planes de ajuste llevaron a evoluciones similares en el resto de los grandes países: Reino Unido sufrió un frenazo a su actividad entre julio y septiembre, al pasar de avanzar 1,2 puntos a quedarse en 0,8. En el mismo sentido, Italia perdió tres décimas de crecimiento, hasta el 0,2%, y España, según confirmó el INE, pasó de avanzar dos décimas a estancarse en el 0%. Peor le fue a Holanda, cuyo PIB perdió una décima en el trimestre.