La acción baja un 1,64%

Telefónica gana en nueve meses más que en todo 2009 por el precio de Vivo

¿Las Bolsas son irracionales? Es posible. Ayer lo parecían, castigando la cotización de una Telefónica que acababa de presentar beneficios récord y un alza de ingresos del 7,3% en el trimestre. Pero es que la Bolsa se fijó en otras cosas: la debilidad de España y la caída de rentabilidad.

Dos empresas de telecomunicaciones presentaron ayer resultados del trimestre. Por un lado, Telefónica, que ha ganado en nueve meses más que en todo 2009, con un beneficio de 8.835 millones, de los cuales 5.059 millones se han conseguido en un solo trimestre, el último, y con una subida del 7,3% en los ingresos entre julio y septiembre. Del otro lado, BT, con una caída de ventas del 3% en el trimestre y un tímido beneficio de 471 millones que, encima, es inferior al del año pasado.

Cualquiera apostaría por un rally bursátil de Telefónica y por cierto castigo a la operadora británica. No fue así. La española cayó el 1,64%, mientras que BT se convirtió en la mejor del sector ayer en Bolsa, con subidas del 6%.

Y es que el mercado decidió fijarse en otros elementos, como la subida del Ebitda de BT, sus resultados por encima de las previsiones y la mejora de las expectativas para el año. En Telefónica, los inversores se centraron en las debilidades, como los malos resultados en España y los problemas de rentabilidad.

La compañía admite un mal trimestre en España, pero es positiva a medio plazo

TELEFÓNICA 3,42 -2,42%

Así, la subida de ingresos de la española se pasó por alto. Es cierto que esta partida tienen algún extra que impulsa el resultado, como la adición de la operadora alemana Hansenet en las cuentas de 2010 y no en las del año pasado, pero incluso en términos orgánicos Telefónica crece. Y eso es algo de lo que no pueden presumir muchas de sus homólogas europeas.

A partir de ahí, sin embargo, sólo las plusvalías contables por la toma de control de Vivo consiguen que la comparación con 2009 tenga signo positivo. Un cambio en la normativa obliga a las empresas a valorar toda su participación en una compañía al precio al que se haya comprado la última parte del capital. En una especie de premio a las compras caras, cuanto más se pague más mejora el resultado. Telefónica pagó 7.500 millones a Portugal Telecom por un 30% de la operadora brasileña de móvil Vivo y se ha apuntado 3.800 millones de plusvalía en el Ebitda y 3.500 millones en el beneficio por este concepto.

De ahí los fuertes incrementos de Ebitda y beneficio. El primero sube un 22,5% en el acumulado y el segundo, un 65,6% hasta septiembre y un 168,7% en el tercer trimestre.

Los resultados limpios de plusvalía, sin embargo, son muy distintos. El Ebitda de Telefónica cae un 2,3% en términos orgánicos, lastrado no solo por la filial en España, sino también por los negocios en el resto de Europa.

También despertó dudas el margen de Ebitda -la rentabilidad-, que cae en términos orgánicos tanto en el grupo como en las filiales, incluida Latinoamérica, como resultado del esfuerzo comercial por captar clientes.

Todo ello tiene su reflejo en lo que realmente consigue Telefónica y con lo que afronta los pagos: el flujo de caja operativo orgánico, que desciende un 5,2% en el año.

El mayor descenso es en España, donde la bajada es del 12%, y que ha preocupado a los inversores. España no ha ido bien en el tercer trimestre. Los resultados de Vodafone del martes lo constataron y ahora también los de Telefónica. Los ingresos caen un 4,2% entre enero y septiembre y el Ebitda lo hace un 7,9%. El negocio móvil es el que más renquea, con una bajada del 7,9% en los ingresos por servicios del tercer trimestre, con un claro empeoramiento con respecto al primer y al segundo trimestre.

"La tendencia en España ha empeorado y eso es claramente negativo", explicaba a Bloomberg un analista de RBC Capital Markets. "Unos resultados débiles, sobre todo en España", sentenciaba un experto de Société Générale, en declaraciones a Reuters.

Telefónica no lo niega, al menos la parte de España. "Ha habido alguna discontinuidad en el camino de la recuperación", reconocía Guillermo Ansaldo, presidente de Telefónica España, en la conferencia con analistas. Septiembre ha sido un mal mes y octubre va por el mismo camino. Eso sí, la operadora es optimista para el medio plazo, cree que lo peor ha pasado y que 2011 será mejor.

Latinoamérica gana peso con o sin plusvalías

Ante la debilidad de España, Latinoamérica ha sacado pecho. Y lo hace con o sin plusvalías. Puesto que esta filial es la dueña de Vivo, los atípicos por la revalorización contable de la participación van todos a su cuenta, así que su desempeño es espectacular. Pero también lo es si se descuentan. Los ingresos orgánicos de esta zona crecen un 6,9%, el Ebitda sube y el resultado operativo se dispara un 13,6%.

Los resultados de Telefónica Europa, sin embargo, se benefician de la suma de Hansenet y del impacto de las divisas.

Ajuste en BBVA y compras de autocartera

Telefónica ha aprovechado la superabundancia de beneficios para limpiar algunas partidas. Una de ellas afecta a BBVA. Se ha ajustado el valor de esta participación a su precio de mercado, lo que resta 191 millones a los beneficios. También ha habido gastos por la reestructuración en Alemania por 200 millones.

La deuda es otra de las partidas que aumenta mucho, casi 11.000 millones de euros en el año, hasta llegar a 54.500 millones. Pese a ello, Telefónica reiteró sus objetivos de resultados y de dividendos.

Fin del problema de impagos en Venezuela

Venezuela sigue siendo un foco de incertidumbre, pero al menos Telefónica ha conseguido terminar con sus problemas de pago a proveedores. Las autoridades del país le han permitido al fin cambiar bolívares por dólares y saldar así sus deudas en moneda norteamericana. Telefónica tiene todavía 1.300 millones pendientes de repatriar de Venezuela, aunque del resto de América, ha conseguido 1.260 millones este año.

Por otra parte, la operadora asegura que su ideal es que Vivo y Telesp coticen como una sola empresa.