Cierre de sesión

El Ibex modera su castigo pese al alza de la deuda

Los mercados andan revueltos. Y todo por culpa de la deuda de los países periféricos. La prima de riesgo de España ha marcado máximos del año al superar los 220 puntos básicos y el nerviosismo se ha trasladado a la renta variable. A pesar de haber llegado a caer más de un 1,5%, el Ibex 35 ha moderado sus caídas al cierre y ha cedido un 0,8%.

El ánimo vendedor se ha instalado una jornada más en las Bolsas, sobre todo en la española que sigue penalizada por el nerviosismo en torno a la situación económica de otros países periféricos, principalmente Irlanda. Aunque al cierre, el selectivo Ibex ha perdido un 0,8%, las caídas han llegado a superar el 1,5% a lo largo de la jornada.

La apertura bajista de Wall Street, por culpa de unos resultados de la tecnológica Cisco Systems peor de lo esperado por el mercado, no ha ayudado a mejorar la evolución de la Bolsa española en una sesión además en la que en Seúl ha arrancado la reunión del G-20 .

El nerviosismo en Europa ante la difícil situación de algunas economías, lejos de remitir, está aumentando por momentos y hoy ha alcanzando su punto máximo con el diferencial de la deuda española y la alemana, superando los 220 puntos básicos. José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, señala que "es muy difícil, casi imposible, ponerle un límite al pánico. Creo que la única forma de frenarlo es un mayor soporte a nivel político europeo de los países ahora cuestionados y desde el BCE. El riesgo, de no hacerlo, es que la tensión en los mercados se retroalimente y finalmente las profecías más negativas se autocumplan, pero no lo espero".

TELEFÓNICA 6,11 -2,86%
SACYR 2,60 -1,44%
IBEX 35 9.886,20 -0,45%

No es el único que cree que es necesario un movimiento político. Por su parte, Ignacio Cantos, directos de análisis de Atlas Capital, cree que el diferencial de España puede alcanzar los 230 puntos básicos. "Según va la cosa, se tendrán que tomar medidas con Irlanda, que seguramente pasaran por un plan de rescate. Parece inevitable aunque es un tema complicado ya que tiene una estructura impositiva diferente al resto de Europa", asegura.

"Esta situación confunde a los inversores porque nos ha contagiado, a diferencia de lo que vimos en septiembre, cuando la crisis de solvencia de los periféricos parecía estar centrada sólo en Grecia, Irlanda y Portugal. Este movimiento puede deberse a la propuesta franco-alemana lanzada la semana pasada sobre la necesidad de que los Estados miembros con fuertes déficits debieran reestructurar primero su deuda si quieren acceder al nuevo mecanismo de rescate. Aunque creemos que no se va a producir una reestructuración de la deuda europea, sin duda genera ventas de los inversores ya que pueden estar asumiendo la posibilidad de que no podrán cobrar todo lo que se les adeuda", explica Unicorp Patrimonio.

En cuánto a los valores del parqué español, banca y Telefónica han sido los lastres de un selectivo donde ha dominado el rojo. La operadora que preside César Alierta ha presentado unos resultados algo inferiores a lo esperado por el mercado, lo que se ha dejado notar en Bolsa . Y eso que ha mantenido las guías para los próximos meses.

Por su parte, la banca sigue siendo el gran perdedor. Santander y BBVA han cerrado la jornada con descensos del 0,4% y del 0,7%, respectivamente.

Sacyr Vallehermoso ha sido la estrella de la jornada después de anunciar una ampliación de capital. La constructora de Luis del Rivero ha despedido la cuarta jornada de la semana con un repunte del 10,5%.

En los últimos coletazos de la temporada de presentación de resultados ha destacado Repsol. La petrolera, que logró un beneficio neto de 1.786 millones de euros entre enero y septiembre, el 32,5% más que en el mismo periodo de 2009, debido principalmente a la recuperación de los precios del crudo y del gas, así como de los márgenes de refino, ha despedido la jornada con un leve ascenso del 0,25%.

En el mercado de divisas , el euro baja y se cambia a 1,3672 dólares, frente a los 1,3693 dólares a los que cotizaba ayer tarde. Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,3700 dólares.