Popular sitúa su gestión de costes en el 33,5%

La caída de ingresos y las inversiones lastran la eficiencia de la gran banca

Los menores ingresos obtenidos por las grandes entidades financieras españolas a septiembre y el incremento en los costes, por inversiones, han debilitado el índice de eficiencia. La gran banca ha visto empeorar esta magnitud. Popular mantiene el mejor posicionamiento del sector, con un 33,5%.

La reducción de los márgenes y el aumento de los costes por inversiones han motivado un deterioro generalizado de la tasa de eficiencia en la gran banca española. En el caso de las dos mayores entidades, Santander y BBVA, que son las que han visto menos afectadas sus ingresos globales por la enorme diversificación de su negocio, han vivido sin embargo un incremento de los costes de explotación del 11,2% y del 8,8% respectivamente.

La entidad presidida por Emilio Botín, con una ratio de eficiencia del 43% (a septiembre de 2009 era del 41,3%), explica este incremento de los costes, entre otros motivos, por las inversiones realizadas en el segmento de banca mayorista para consolidar las posiciones alcanzadas en trimestres anteriores en sus principales mercados. "En un entorno como el actual, de debilidad de la actividad, el control de costes es básico en la gestión", destacaba la firma en su informe del tercer trimestre.

BBVA, que ha visto empeorar su eficiencia del 39,7% al 41,6%, destaca que el aumento de los gastos de explotación (6.642 millones a septiembre) se debió fundamentalmente a las fuertes inversiones que está llevando a cabo el grupo en sistemas, al aumento y renovación del parque de cajeros y a los distintos planes de crecimiento puestos en marcha en los distintos territorios en los que opera.

Líder del sector

Si de algo suele presumir Banco Popular cuando llega el momento de presentar resultados es de contar con el mejor ratio de eficiencia del sector financiero español. Aunque la crisis no ha pasado en balde por esta entidad financiera, que ha visto reducir su margen bruto un 11,9% hasta septiembre, sigue contando con una excelente gestión de costes que ha pasado del 29,1% al 33,5%.

Popular explica también el ligero incremento en sus costes debido a los gastos de alquiler de oficinas vendidas en sale & lease back (venta y posterior ocupación en régimen de arrendamiento).

La Caixa ha mantenido prácticamente estable su ratio de eficiencia (43%) debido básicamente a su estricta política de contención y racionalización de los costes, que ha permitido a la entidad reducir un 4% los gastos de explotación. "Otra de las claves es la gran capacidad de generar ingresos recurrentes de forma sostenida. Así el margen bruto sólo se redujo un 4,2%", señala la entidad catalana.

Caja Madrid, situó su eficiencia a septiembre en el 49%. Aunque mejora sus gastos de administración (-0,5%), su margen bruto cae un 20%.

La cobertura cae 10 puntos básicos pese a las provisiones

La tasa de cobertura media de la gran banca española cayó en 10 puntos básicos hasta el 58,2% desde septiembre de 2009 hasta septiembre de 2010 a pesar del esfuerzo realizado por las entidades para provisionar los créditos dudosos.

Caja Madrid y BBVA han sido las dos únicas entidades que han visto debilitarse este índice en los últimos 12 meses. En el caso de BBVA ha pasado, en un año del 68% al 62%. Sin embargo, la entidad destaca que durante los nueve primeros meses de 2010 se ha observado una mejora de los indicadores de calidad del riesgo, que ha permitido elevar la tasa de cobertura en 5 puntos porcentuales -a cierre del pasado ejercicio se hallaba en el 57%-. Teniendo en cuenta únicamente el negocio de España y Portugal, la cobertura se sitúa en el 48%.

En el lado opuesto, La Caixa ha sido la entidad que más ha aumentado este índice (66%). Su tasa de mora es del 3,53%, por debajo de la media del sector.