El futuro de la distribución

M&S pone España en su punto de mira nueve años después

Marks and Spencer (M&S) vuelve a poner España en su punto de mira, nueve años después de su marcha del país. El grupo tiene previsto volcarse en su expansión por Europa Continental, China e India con el objetivo de sortear así el impacto del plan de austeridad británico.

M&S pone España en su punto de mira nueve años después
M&S pone España en su punto de mira nueve años después

Uno de los grupos más emblemáticos del Reino Unido, Marks and Spencer (M&S), se renueva con el objetivo de afrontar el severo plan de austeridad del Gobierno de David Cameron. Su nuevo presidente, Mark Bolland, anunció ayer la estrategia que adoptará en los próximos cinco años para enfrentarse a los recortes.

El principal as bajo la manga de M&S será abrirse a nuevos mercados y "aumentar considerablemente el número de tiendas en el extranjero para reducir la dependencia del ciclo económico británico", explicaba ayer Bolland. ¿Está España entre sus prioridades? Sí, pero como parte de una estrategia global más amplia que se centrará en abrir negocios en Europa Continental, China e India.

"España está entre nuestras opciones y además nuestra compañía conoce muy bien al Corte Inglés porque ya tuvimos contactos con ellos cuando dejamos el país, pero no hay ningún plan específico para introducirnos en España que yo pueda compartir con ustedes ni tampoco hay un plan particular con El Corte Inglés", indicó Bolland.

Estas manifestaciones se producen después de que algunos medios británicos hayan apuntado el posible interés de M&S en adquirir algunos de los locales que hace años vendió a El Corte Inglés cuando plegó velas y abandonó España en 2001.

Por entonces, M&S tenía establecimientos en Madrid, Barcelona, Sevilla y Bilbao. La empresa española, por su parte, prefiere no hacer ningún comentario al respecto. Actualmente, M&S tiene 337 tiendas en 40 países y de hecho ya está en España, ya que tres de esas franquicias están en Canarias y una en Marbella, que abrió en 2009.

La única ciudad concreta que señaló en el mapa de la expansión ha sido Shanghái. "China es mucho más que un mercado para nosotros", comentó Bolland. Por ahora, sólo tienen dos tiendas en el gigante asiático, precisamente en Shanghái.

El presidente dijo que en esta nueva incursión más allá de Reino Unido tendrán un "enfoque selectivo". "No nos expandiremos en todos los mercados a la vez, como hicimos la última vez sino ciudad por ciudad, asegurándonos de que el emplazamiento funciona".

La compañía invertirá 900 millones de libras (1.041 millones de euros) en llevar a cabo su nuevo plan estratégico durante los tres próximos años. M&S aliñó el anuncio de su ambicioso plan con las cifras positivas que les ha dejado el semestre que terminó en octubre. Sus ventas han crecido un 5,4%. Los beneficios de estos seis meses han sido de 348,8 millones de libras (403,5 millones de euros) y han logrado superar a la cifra del mismo semestre del pasado año, 306,7 millones de libras.

Mark Bolland: un jefe alemán para pilotar la transformación del grupo

Cuando Mark Bolland llegó a lo más alto de la cúpula directiva del grupo británico Marks and Spencer (M&S) muchos se sorprendieron de que un alemán tomara el timón de una de las empresas más emblemáticas del Reino Unido.

Lo hizo a principios del presente ejercicio y compartió el puesto durante unos meses con el anterior consejero delegado Stuart Rose "para asegurar una transición suave". El perfil de Mark Bolland, de 50 años, dice mucho de hacia dónde va M&S.

Tiene experiencia internacional en la cervecera holandesa Heineken y a su paso por Morrisons -una de las cadenas de supermercados británica más populares y donde trabajó como consejero delegado antes de aterrizar en M&S- cosechó una estela de beneficios, dejando atrás la estela de varios años de resultados negativos. De hecho, Morrisons es actualmente uno de los principales competidores de M&S.

Gracias a su reputación y su currículum, Mark Bolland se ha convertido en el ejecutivo con el sueldo más alto de la historia de la compañía. æpermil;sa será la retribución por pilotar un giro de 180 grados en la gestión de una compañía que hasta ahora se ha considerado tradicional y que deberá adaptarse a la nueva realidad, donde el comercio online cobra cada vez más protagonismo. Bolland puede llegar a cobrar alrededor de 18 millones de euros anuales, siempre que se cumplan los objetivos marcados por los accionistas de la multinacional.

Objetivo: duplicar las ventas por internet

M&S cambiará también su estrategia en Reino Unido. Entre sus planes para luchar contra el plan de austeridad del Gobierno está reubicar y ampliar sus negocios para que en 2015 un 95% de los británicos tenga una tienda de M&S a menos de media hora de su casa en coche. La expansión en internet es otra de la pata de esta metamorfosis. Entre 2013 y 2014 quiere aumentar el volumen de ingresos a través de su web desde los 80 millones de libras anuales (92,5 millones de euros) a 150 millones de libras (173,5 millones de euros). Lo hará con la ayuda de Amazon, que colaborará con M&S para relanzar el portal online. En principio sólo llevará a casa vino, flores y comida preparada, pero su intención es ir ampliando el negocio digital. "Hoy por hoy enviar una cesta de la compra de entre 30 o 40 libras a casa no sale rentable. æpermil;sa es la media de gasto de nuestros clientes", explicaba el grupo.

Para atraer clientes, M&S hará hincapié en su imagen de calidad, tanto en alimentación como en textil. Otra de las claves será reducir el número de productos que se venden en sus tiendas, que reducirá a la cuarta parte: de 400 a 100. Pero estas últimas se ampliarán con otro centenar gracias a "distinguidas firmas internacionales" que trabajarán en exclusiva con la M&S. Neil Saunders, analista especializado en comercio minorista, cree que el grupo ha dado "un movimiento en la dirección correcta aunque, al ser un plan a largo plazo, tardará en hacerse realidad".