Recortes

La empresa reduce beneficios al directivo expatriado

El número de trabajadores expatriados ha aumentado un 4% en los dos últimos años a pesar de la crisis y de que las compañías han empezado a aplicar recortes en el programa de beneficios con el que los remuneran, según informó ayer la consultora internacional Mercel. En su Estudio de asignaciones internacionales 2010 Mercer analiza las prácticas y políticas de movilidad (compensaciones, gastos por alojamiento y viajes o medidas de seguridad, entre otras) de los empleados de más de 200 multinacionales.

Según el informe, la crisis y el aumento del paro han elevado el número de candidatos para ser expatriados, a pesar de que casi nueve de cada diez empresas están revisando sus políticas para recortar costes. En todas las zonas, los beneficios (alojamiento, educación y gastos de viaje), junto con los complementos y pluses (de coste de vida y plus de movilidad/calidad de vida) son los principales elementos bajo revisión.