Tinsa constata que el descenso continúa

El precio de la vivienda cae un 18% desde el inicio de la crisis

El precio de la vivienda en España ha caído un 18% desde diciembre de 2007, cuando apenas aparecían los primeros signos de la crisis que aún hoy perdura. Según los datos de la tasadora Tinsa, las zonas de la costa, y en especial del Mediterráneo, han sufrido la mayor corrección.

Suma y sigue. Los datos de octubre del Índice de Mercados Inmobiliario Españoles (Ímie) que elabora Tinsa muestra que el precio de las viviendas libres en octubre cayó un 4,6% respecto al año anterior. Desde diciembre de 2007 -último ejercicio en que el valor de las casas subió- el precio ha descendido un 18%.

Las diferencias entre zonas son notables. Los lugares costeros, donde abundan las segundas residencias, destacan por sufrir las mayores correcciones. Así, de media, un piso en el Mediterráneo cuesta hoy un 25% menos que hace tres años. En ninguna otra parte de la Península se observa un descenso del precio tan alto.

Las viviendas ubicadas en Baleares y Canarias, por su parte, han perdido un 16,9% de su valor desde diciembre de 2007. Se trata de un descenso menor al registrado en las capitales y grandes ciudades, donde el precio de la vivienda ha retrocedido un 18,8%. Esta estadística, elaborada a partir de las tasaciones que realiza Tinsa, evidencian que la crisis económica en España ha tenido su epicentro en el mercado inmobiliario, un sector que creció exponencialmente en los años de bonanza. Así, entre diciembre de 2002 y el mismo mes del año 2007, el precio de las casas se disparó un 85,9%. Una subida que por momentos parecía no tener fin y que llevó a muchos ciudadanos a invertir sus ahorros en el sector del ladrillo, contribuyendo, así, a engordar el mercado inmobiliario.

En cualquier caso, la tasadora Tinsa destaca que "la bajada de precios en octubre de este año ha sido inferior a la observada en las mismas fechas del año 2009". Y, respecto al mes anterior, las casas se han abaratado un 0,1%. La estadística de octubre contrasta con los datos de septiembre, cuando se registró el mayor descenso interanual debido, sobre todo, a las correcciones registradas en las áreas metropolitanas y las zonas costeras.

Las importantes diferencias entre un mes y otro aportan aún más incertidumbre en un sector donde algunos expertos apuntan que el precio de las casas ya ha tocado fondo a la par que otros sostienen que los pisos aún están sobrevalorados un 40%. Incluso, las opiniones procedentes del Gobierno alientan esa confusión.

La que fuera titular del recién desaparecido Ministerio de Vivienda, Beatriz Corredor, apuntó que este era el mejor año para comprar una vivienda. Utilizaba dos argumentos: por un lado, defendía que el ajuste del sector ya estaba tocando a su fin y, por otro lado, aducía que el incremento del IVA y la desaparición parcial de la deducción por vivienda en 2011 aconsejaban adelantar las decisiones de compra.

Sin embargo, el ministro de Fomento, José Blanco, que asumió las competencias de vivienda, aseguró quince días atrás que los precios de las casas aún tienen recorrido a la baja.

Comprar o esperar

Hay quien ha decidido comprar una vivienda ante la desaparición en 2011 de la deducción por vivienda para rentas superiores a 24.000 euros. Otros optan por esperar con la esperanza de que la caída de los precios será superior a los beneficios fiscales que perderán. Sólo el tiempo dirá qué camino es el acertado.