Continúa la alerta roja

Dos muertos y un desaparecido por el temporal

El temporal ya se ha cobrado la vida de dos personas. Un marinero retirado de 74 años ha fallecido hoy cuando intentaba amarrar una lancha en la lonja de Burela (Lugo). También se ha encontrado el cadáver de un hombre en una lancha que debió chocar contra las rocas en la madrugada. En el interior de la embarcación se encontraron 1.200 kilos de hachís.

El oleaje golpea con fuerza el Paseo Nuevo de la capital donostiarra
El oleaje golpea con fuerza el Paseo Nuevo de la capital donostiarra

Además continúa la búsqueda de un pescador de 70 años desaparecido en la zona de Baldaio, en Carballo (A Coruña). La llamada de una mujer alertó de la desaparición del hombre, que salió a pescar con otro compañero y del que no se sabe nada desde las 23.00 horas del lunes. Por el momento prosigue la búsqueda a pesar de las malas condiciones meteorológicas que afectan a la costa coruñesa.

En Logroño dos mujeres de 58 y 52 años han resultado heridas leves esta mañana al caerse un andamio por fuerte viento en el edificio de 'Los Gabrieles', según ha informado el Ayuntamiento.

La borrasca que entró el lunes en la península está provocando vientos superiores a los 100 kilómetros hora, así como un fuerte oleaje de hasta más de 10 metros de altura, que ha causado destrozos e inundaciones en varios puntos de España. Muchas comunidades continúan en alerta roja por lluvia y viento.

El fuerte oleaje ha dejado importantes desperfectos en San Sebastián, uno de los más graves el socavón de 20 por 15 metros que se ha producido en el Paseo Nuevo de San Sebastián. El agujero abarca los dos carriles de la calzada, el bidegorri y la acera peatonal e impide el tránsito de vehículos, por lo que serán dificultosas las tareas de reparación que se prolongarán durante meses.

En Getxo, el oleaje ha causado daños en setenta metros del muro del paseo de Ereaga. La zona más afectada ha sido la que se encuentra entre el Hotel Igeretxe y el edificio municipal de La Terraza, lugar este último donde las olas han llegado a superar, por momentos, la altura del edificio municipal y algunos cristales de al mampara exterior se han roto.

En Asturias, la lluvia ha provocado graves inundaciones y el río Piles de Gijón se ha desbordado parcialmente debido a la conjunción del fuerte oleaje con el horario de la pleamar y el Paseo del Muro tuvo que ser cortado en distintos tramos del mismo, según ha informado la Policía Local.

Los sensores y medidores de la Autoridad Portuaria han captado en la jornada de este martes en Gijón olas de 11,50 metros de altura, con un periodo de 17,5 segundos. A esta situación se ha sumado una elevada carrera de marea de 4,90 metros, según ha informado la Autoridad Portuaria.

El agua del mar ha inundado la práctica totalidad del casco urbano de Ribadesella, en niveles que según estimaciones, pudieron alcanzar el medio metro en algunos puntos, y penetrando en varios comercios. Los principales daños se observaron por el momento en algunos chaléts cercanos a la playa, cuyos cierres fueron derribados, así como la barandilla del paseo marítimo, que también se vino a abajo.

En el paseo marítimo del Sardinero (Santander), el temporal se ha llevado 50 metros de barandilla. Los bomberos y la Policía Local se encuentran desde esta madrugada en la zona, ya que la arena de la playa ha llegado a la carretera y dos edificios están anegados por el agua, aunque no hay heridos.

En Cartagena, Murcia, una palmera de unos siete metros de altura se ha doblado y ha caído sobre la vía pública en la calle Real, sobre las 16.50 horas.