La compañía capta 280.000 nuevos clientes de móvil

Vodafone achaca a la bajada de precios el empeoramiento de sus ingresos en España

España sigue siendo la oveja negra en el rebaño de Vodafone. Mientras el grupo británico presume de crecimiento de ingresos y mejora sus previsiones para el año, la filial local ha empeorado la caída de sus ingresos por servicios en el segundo trimestre hasta el 7,9%. La compañía lo achaca a la bajada de precios, porque el tráfico sube y la facturación por datos móviles se dispara.

Vista de una tienda de Vodafone.
Vista de una tienda de Vodafone.

Europa es la zona con menor crecimiento del grupo Vodafone y dentro del Viejo Continente hay un país con tasas más negativas que el resto. Es España, donde los ingresos y el Ebitda caen mucho más que en el resto de las filiales europeas. Mientras el negocio continental en su conjunto muestra un descenso del 1% en los ingresos por servicios del primer semestre fiscal, España cae a un ritmo del 7,1%. El Ebitda regional desciende un 5,1%; el nacional, el 15,9%.

Vodafone España achaca este comportamiento a la rebaja de los precios en telefonía móvil, porque el tráfico de minutos celulares en España ha remontado por cuarto trimestre consecutivo, lo que señala que lo peor de la crisis ha quedado atrás. Los ingresos por banda ancha móvil también siguen al alza, con una subida del 20% en el segundo trimestre.

El problema de la filial española es que no se ha notado mejoría alguna entre el primer y el segundo trimestre del año. Es más, hay un empeoramiento. Los ingresos por servicios caían entre abril y junio un 6,2% en términos comparables. Entre julio y septiembre la bajada es del 7,9%.

Parte de este comportamiento se debe a la estrategia que ha adoptado Vodafone en España y al lanzamiento de las tarifas de móvil A Tu Aire, dirigidas a un usuario de bajo consumo. Esta política ha dado un impulso a sus resultados operativos, ya que le ha permitido captar 280.000 clientes de móvil en tres meses y llevar el total a 17,107 millones, pero ha lastrado sus cuentas financieras.

En banda ancha, Vodafone ha captado 27.000 abonados de ADSL, lo que deja el total en 697.000.

El grupo Vodafone, mientras tanto, ha presentado unos resultados que mejoran lo previsto por el mercado, con un alza orgánica del 1,8% en los ingresos y una mejora del 56,5% en el beneficio neto del primer semestre fiscal. Lo más importante, sin embargo, es que la compañía ha mejorado sus previsiones de beneficio operativo para el año y que ha dado un paso más en su estrategia de vender las participaciones minoritarias que tiene en operadoras repartidas por el mundo, como le reclaman sus inversores. Vodafone ha anunciado su intención de vender su capital en la japonesa Softbank por 3.100 millones de libras, unos 3.600 millones de euros. Sería la segunda venta de calado, tras la desinversión en China Mobile.