Queda exenta de lanzar una oferta por el 100% de Leighton Holdings

ACS despeja su opa sobre Hochtief al superar el escollo de Australia

ACS allana el terreno en su opa sobre Hochtief. A la espera de que esta semana presente la oferta definitiva, el regulador australiano en materia de operaciones corporativas ha eximido a ACS de lanzar una oferta por la filial local del grupo alemán, Leighton Holdings. ACS asegura que esta decisión le permite seguir la operación "según lo previsto". Sin embargo, Hochtief ya ha anunciado que apelará esta resolución.

ACS despeja su opa sobre Hochtief al superar el escollo de Australia
ACS despeja su opa sobre Hochtief al superar el escollo de Australia

Segunda victoria parcial de ACS en Australia en su puja por Hochtief. El Takeover Panel australiano, el organismo local que supervisa las concentraciones empresariales, ha rechazado la solicitud del grupo alemán y de su filial australiana Leighton Holdings para que interviniera y obligara a ACS a lanzar una oferta de adquisición por esta última sociedad, de la que Hochtief controla el 54,5% del capital.

Esta decisión allana el camino a la empresa presidida por Florentino Pérez, que ya logró hace unas semanas el respaldo del regulador bursátil australiano (denominado Australian Securities & Investments Commission, ASIC en sus siglas en inglés) que tampoco consideró necesario obligar a ACS a lanzar otra oferta de compra sobre la filial de Hochtief.

Ante ambas decisiones, ACS muestra su "satisfacción". El grupo español destaca cómo el Takeover Panel considera que no existen "posibilidades razonables de declarar las circunstancias inaceptables o de revocar la decisión de la ASIC de no modificar la ley". Así, para ACS, esta decisión "es una clara señal de que la oferta sobre Hochtief continuará según lo previsto".

ACS 26,85 -1,79%

El grupo español, que está siendo asesorado en esta operación por la firma Lazard, asegura que está dispuesta "a respetar los acuerdos de gobierno corporativo existentes en la actualidad entre Leighton y Hochtief. La compañía australiana argumentaba que su reclamación al Takeover Panel tenía como objetivo "garantizar la protección de los accionistas minoritarios" y asegurarse así la independencia de su gestión. "ACS ha contactado con Leighton y ha indicado su voluntad de llegar a un acuerdo por escrito y vinculante sobre la gestión", apuntaba la empresa australiana.

"Estamos animados por los comunicados emitidos por ACS y por su contacto directo e intentamos activamente llegar a un acuerdo para proteger los intereses de nuestros accionistas minoritarios", recalcaba Leighton. "Creemos que los acuerdos de gestión, que se han mantenido con Hochtief durante un largo periodo de tiempo, han contribuido a crear valor para nuestros 67.000 accionistas y damos la bienvenida a la oportunidad de llegar a acuerdos similares con ACS", señalaba el presidente de Leighton Holdings, David Mortimer, a través de un comunicado.

Sin embargo, el grupo alemán no muestra el mismo grado de satisfacción con la decisión del regulador australiano y ayer confirmó que tiene intención de apelar su resolución y trabar así la operación de ACS. "Estamos convencidos de nuestros puntos de vista y vamos a continuar por el mismo camino hasta el final para tratar de proteger así a nuestros accionistas", aseguraba Hochtief. Sin embargo, analistas consultados ayer por la agencia Reuters consideraban que las posibilidades de bloqueo por parte de Hochtief se están agotando después del rechazo por parte del regulador australiano y no consideraban factible que éste revise su decisión pese a la persistencia del grupo alemán.

Descarta subir el precio de la oferta por la alemana

ACS no tiene ninguna intención de elevar los términos de su oferta por el grupo alemán Hochtief. Una posibilidad que ayer circuló en el mercado y que llegó a situar el precio de una acción de Hochtief en una hipotética oferta mejorada a 72 euros. Sin embargo, el grupo español descartó esta posibilidad. Además, esta misma semana vence el plazo para que ACS haga oficiales los términos de su oferta de compra, ya que este jueves es el día límite fijado por el regulador bursátil alemán BaFin para que la empresa española presente el folleto de su oferta pública de adquisición.

La operación consistirá en un intercambio de acciones: ocho títulos de ACS (valorados a 36,48 euros según el precio de cierre de ayer) por cada cinco acciones de la alemana Hochtief. La intención de ACS es superar el 30% del capital -desde el 29,9% que posee actualmente- evitando la posibilidad de lanzar una oferta por la totalidad de los títulos de Hochtief. Así, a través de posteriores compras de acciones, podría llegar a superar ligeramente el 50% del capital de la alemana que le permitiría consolidarla en su balance. Según las previsiones de ACS, el periodo de aceptación de su oferta podría iniciarse a finales de noviembre y confía en completarla a finales de enero del próximo año. La posibilidad de que ACS mejore los términos de su oferta benefició ayer tanto a sus títulos como a los de su participada alemana. En concreto, ACS se revalorizó un 1,23%, mientras que Hochtief se apuntó una subida del 1,34% y cada uno de sus títulos está valorado en 62,65 euros. Según este precio, la capitalización de Hochtief en la Bolsa de Fráncfort asciende por encima de los 4.385,5 millones de euros.

Argumentos

- La australiana Leighton asegura que pese a estar controlada en un 54,5% por Hochtief hasta ahora ha mantenido una gestión independiente y pretende que este statu quo se mantenga si sale adelante la oferta de ACS.

- Hochtief argumentaba que si ACS supera el 36% de su capital (hoy posee el 29,9%) rebasaría el 20% de Leighton. A su juicio, la ley de ese país le obligaría a lanzar una oferta por el 100% de ésta. Una posibilidad que desde ayer se disipa.