Resultados

Enel reduce un 27,5% su beneficio neto en los primeros nueve meses

El grupo energético italiano Enel, accionista mayoritario de Endesa, registró una caída del 27,5% de su beneficio neto en los primeros nueve meses de 2010 respecto al mismo periodo del año pasado y se situó en 3.449 millones de euros.

La eléctrica italiana puntualizó, sin embargo, que hay que considerar que en los primeros nueve meses de 2009 se incluían los ingresos financieros por valor de 970 millones de euros, derivados del ejercicio anticipado de las opciones financieras concedidas a Acciona para hacerse con el 25,01% del capital de Endesa.

El beneficio neto ordinario del grupo en estos nueve meses ascendió a 3.449 millones de euros, un 0,6% más en comparación con los 3.430 millones del primer semestre de 2009.

Los ingresos fueron de 52.972 millones de euros, lo que supone un incremento del 15,3 por ciento, mientras que el endeudamiento se situó en 50.903 millones de euros, un 0,1% más que los 50.870 millones registrados el 31 diciembre de 2009.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 13.265 millones, lo que supone un incremento del 5,3% respecto al mismo periodo de 2009.

Un crecimiento que Enel atribuyó al cambio de método de consolidación de Endesa", que ha pasado "de proporcional a integral", y que se llevó a cabo tras la adquisición del 25,01% a Acciona, así como la mejoría en el margen de venta y transporte de energía eléctrica en el mercado español.

El resultado operativo neto (Ebit) se situó en 8.929 millones de euros en el mismo periodo, un 0,2% más que en los primeros nueve meses de 2009.

Las inversiones efectuadas durante los primeros nueve meses de este año ascendieron a 4.250 millones de euros, lo que supone una disminución de 84 millones en comparación con el mismo periodo del ejercicio precedente.

El consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, consideró "satisfactorios" los resultados de los primeros nueve meses del año y, sobre todo, vaticinó que "el significativo crecimiento de las actividades internacionales y de la filial de energías renovables, Enel Green Power (EGP), consentirá prever un Ebitda consolidado de 17.000 millones de euros en 2010".

Conti se refería así al beneficio neto de 352 millones de euros, lo que supone un incremento del 16,9% frente al mismo periodo de 2009, que EGP comunicó ayer.

"Con las operaciones realizadas o que se están completando, entre ellas la reciente oferta publica de venta (OPV) de EGP, el endeudamiento financiero neto consolidado de Enel descenderá a los 45.000 millones de euros a finales de año", añadió Conti.