Incluye un ERE para 213 trabajadores

Certum solicita concurso de acreedores al acumular una deuda de 10 millones

Certum ha presentado una solicitud de concurso voluntario de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid, ante su situación de "inminente insolvencia" y con una deuda de unos 10 millones de euros, según informó la compañía de servicios técnicos para la edificación y la construcción.

Hacienda y la Seguridad Social son sus dos principales acreedores, dado que les adeuda un millón y medio millón de euros, respectivamente, según indicaron fuentes conocedoras del proceso.

No obstante, el grueso (el 70%) de la deuda que soporta Certum corresponde a los préstamos que realizaron sus accionistas: Caser Asistencia, Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa) y 31 cajas de ahorros.

Según las mismas fuentes, la solicitud de concurso incluye la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a la mitad de los 213 trabajadores con que cuenta la firma.

Certum, que facturó unos 14 millones de euros en 2009, fue constituida en marzo de 2000 con el objeto social de prestar servicios de control técnico en la edificación.

Posteriormente amplió su actividad a otras también relacionadas con la construcción y la seguridad y salud en el trabajo en el sector. En concreto, en el área de edificación, además de control técnico, realizaba los libros sobre los edificios, la eficiencia energética y peritaciones. En cuanto a la construcción de infraestructuras, prestaba asistencias técnicas, planeamiento, urbanismo, planes de accesibilidad, movilidad y vigilancia medioambiental, entre otros trabajos.

Parón en la construcción

En un comunicado, Certum atribuye su situación de insolvencia al "parón" que registra el sector de la construcción, por el descenso de la edificación y el "recorte" de la obra pública, y al "entorno generalizado de crisis".

La firma explicó que antes de presentar el concurso y "en un intento de salvar la compañía", acometió distintas acciones como inyecciones de capital y la concesión de créditos por parte de los propios accionistas.

"Medidas que en su conjunto han resultado insuficientes para mantener la viabilidad de la compañía y afrontar los crecientes costes salariales con una facturación que se desploma", indica Certum.

Por ello, "y ante la imposibilidad de obtener externamente los recursos financieras que permitieran a la sociedad continuar sus actividades con normalidad", la compañía decidió presentar la solicitud de concurso voluntario "de forma inmediata, antes de que pudieran agravarse los problemas de liquidez".