Nueva expansión

Indra se afianza en el Golfo al ganar el control aéreo de Kuwait

Los sistemas de control de tráfico aéreo de Indra se hacen fuertes en los países del golfo Pérsico. Kuwait ha adjudicado un contrato de 20 millones a la tecnológica española que, sumado a otro proyecto similar en Omán, totaliza una cartera de 105 millones en este negocio y esta zona.

Los responsables de la aviación civil de Kuwait han elegido a la tecnológica española Indra para ejecutar el proyecto de modernización de los sistemas de automatización de gestión del tráfico de aviones en aquel país de la península de Arabia. El importe de la actuación asciende a 20 millones de euros.

El contrato viene a reforzar la estrategia de la empresa que preside Javier Monzón para adquirir una posición relevante en este área de fuerte crecimiento económico.

Indra se ha adjudicado este mismo año un importante contrato de modernización de infraestructuras de gestión del tráfico aéreo en Omán por un importe de 85 millones. Ambos proyectos, según indicaron fuertes de la compañía, "destacan por su alta complejidad tecnológica" y, sumados, aportan una cifra de negocio que se eleva por encima de los 100 millones.

INDRA 10,95 0,46%

Indra ha pactado con las autoridades de Kuwait la implantación de un estándar de automatización de la gestión del tráfico aéreo, desarrollado en España, que se considera "el más avanzado que existe en este momento". La tecnológica implantará sus equipos y soluciones en el centro de control de aproximación como en la torre de control del aeropuerto internacional de Kuwait City.

También desarrollará un centro de control de soporte y respaldo, preparado para entrar en funcionamiento ante cualquier contingencia con el fin de garantizar la seguridad de las operaciones aéreas.

Las soluciones que aporta Indra responden ya al nuevo concepto de "gestión de vuelos por trayectoria". Kuwait estará preparada así para dar el salto a este nuevo modelo hacia el que Europa ha iniciado la transición, según explicaron fuentes de Indra.

En el proyecto de Omán, adjudicado en febrero, la empresa que preside Monzón procede en estos meses a dotar del nuevo equipamiento a los principales aeropuertos internacionales del sultanato, los de Muscat y Salalah, y a otros cuatro aeropuertos regionales, ubicados en Sohar, Ras Al Hadd, Duqum, y Adam.

Cuando esté implantado, el proyecto ofrecerá a los controladores una visión completa y única de los movimientos de aeronaves en su espacio de influencia. Indra renovará los sistemas de comunicaciones de voz de los dos aeropuertos internacionales y de los cuatro aeropuertos regionales, asegurando la correcta transición operativa entre el actual y el futuro sistema.

Expansión acelerada en cuatro continentes

Los sistemas de control de tráfico aéreo de Indra desplegados desde hace años en los cielos españoles toman posiciones en todo el mundo. Instalados en 80 países, han logrado ya un dominio notorio en los aeropuertos, torres y centros de navegación de Europa occidental y oriental, y en los continentes americano y africano. En Asia también han logrado éxitos notables como la implementación de dos proyectos con un importe conjunto de 41 millones para la Administración de Aviación Civil China. El despliegue se hace en distintos centros de control y vigilancia de navegación aérea en las regiones de Guangzhou, Xian, Shanghai, Chengdu y Pekín. Indra ha sido elegida también por las autoridades indias de implantar nueve estaciones radar con el objetivo de dotar de modernos sistemas de navegación a 38 aeropuertos del país.