Petróleo

El crudo Brent subió hoy un 0,12% y se sitúa en 88,11 dólares

El precio del barril de Brent para el mes de diciembre avanzó hoy un 0,12% en el mercado de futuros de Londres alentado por las medidas de estímulo desveladas esta semana por la Reserva Federal estadounidense.

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en diciembre acabó la sesión en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) en 88,11 dólares, 0,11 dólares más que al cierre de este viernes, cuando se situó en 88 dólares.

El precio máximo negociado hoy fue de 88,80 dólares por barril y el mínimo de 87,31 dólares.

El Brent continuó con su escalada al alza impulsado con el anuncio hecho esta semana por la Reserva Federal estadounidense con las nuevas medidas para impulsar la recuperación económica de Estados Unidos.

El Sistema de Reserva Federal (FED) aprobó un plan de estímulo monetario poco convencional, un programa masivo para comprar bonos del Tesoro y que permitirá inyectar en el sistema un total de 600.000 millones de dólares.

La compra, que tiene por objeto revitalizar la economía, se desarrollará desde ahora hasta junio de 2011, a razón de unos 75.000 millones de dólares por mes.

Esta iniciativa, denominada "expansión cuantitativa" (Quantitative Easing), supondrá que el FED imprimirá 600.000 millones de dólares para adquirir deuda pública, con el objeto de bajar los tipos a largo plazo para que la gente consuma más, y las empresas puedan endeudarse y contratar.

Dentro de este contexto de negociación del precio del Brent, otro de los grandes consumidores de energía del mundo, China acude a la cumbre surcoreana del G20 en una incipiente guerra de divisas liderada por EEUU para que aprecie su moneda, el yuan, y ante los retos que supone su integración financiera con el resto de economías del planeta.

Se prevé que Washington y Bruselas intentarán que la segunda potencia económica revalúe el yuan durante la cumbre de jefes de Estado del G20 en Seúl los próximos 11 y 12 de noviembre.

EEUU y Europa acusan a Pekín de mantener el yuan barato para beneficiar sus exportaciones, a lo que China ha respondido en vísperas de la cumbre culpando a Washington por lo que considera una política monetaria descuidada e irresponsable que está alimentando la entrada de dinero especulativo en su mercado.