de 'A' a 'A-'

Fitch rebaja la calificación de la deuda de CAI a corto y largo plazo

La agencia internacional de medición de riesgos Fitch ha rebajado la calificación de la deuda de Caja Inmaculada a largo y a corto plazo, de 'A' a 'A-' y de 'F1' a 'F2', respectivamente, mientras que confirma la calificación individual en 'B/C' y la de apoyo '3'.

En un comunicado, Fitch informó de que la rebaja de la calificación crediticia se debe al "alto riesgo" de concentración de la entidad en el deteriorado sector inmobiliario y en su menor rendimiento en los dos últimos años por las provisiones para reforzar su balance, en una parte cautelares.

Además, añade, dada la alta probabilidad de formar un Sistema Institucional de Protección (SIP) con Caja Círculo y Caja Badajoz, Fitch la sitúa en perspectiva negativa, mientras que confirma la calificación a la largo plazo de Caja Badajoz en 'BBB+' y sitúa en perspectiva positiva a Caja Círculo.

La perspectiva negativa de la deuda de CAI refleja, afirma Fitch, los retos asociados con el proceso de fusión, las perspectivas económicas de España y que la integración se lleva a cabo con cajas más pequeñas y con calificaciones menores.

Además, indica que el nuevo grupo seguirá teniendo concentración de riesgos en el sector inmobiliario (alrededor del 35% de los préstamos), que junto con las participaciones en las empresas del sector, particularmente en CAI y Caja Círculo, continuará afectando a la calidad de activos y rentabilidad.

No obstante, Fitch reconoce que el SIP no necesitará recurrir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como resultado de los altos niveles de solvencia de las cajas.

En un comunicado, CAI destaca que la calificación sitúa la calidad crediticia de la entidad entre las mejores del sector, lo que es "especialmente relevante teniendo en cuenta que se produce en un difícil momento económico, que ha provocado descensos de calificación para la mayoría de las entidades de crédito y administraciones públicas españolas.