En el segundo trimestre registró beneficios

El RBS reduce su pérdida en un 36% en el tercer trimestre

El Royal Bank of Scotland (RBS), cuyo 83% es del contribuyente británico, redujo su pérdida atribuida un 36% en el tercer trimestre de 2010 frente al mismo periodo de 2009, según los resultados provisionales remitidos hoy a la Bolsa de Valores de Londres.

En un comunicado, RBS informó de que de julio a septiembre su pérdida atribuida alcanzó los 1.146 millones de libras (1.317 millones de euros) frente a los 1.800 millones de libras (2.070 millones de euros) que tuvo en el mismo trimestre del año anterior.

El RBS señaló que las últimas pérdidas responden a la provisión de deudas incobrables.

En el segundo trimestre de este año -abril a junio-, el RBS registró un beneficio atribuido de 257 millones de libras (295 millones de euros).

La pérdida bruta bajó un 33 por ciento en el tercer trimestre frente al mismo periodo del año anterior, al totalizar 1.379 millones de libras (1.585 millones de euros) frente a los 2.077 millones de libras (2.388 millones de euros) de un año antes. En el segundo trimestre de este año, el RBS tuvo un beneficio bruto de 1.157 millones de libras (1.330 millones de euros).

Los ingresos totales del banco se situaron en 7.029 millones de libras (8.083 millones de euros).

Pese a los números rojos, la entidad puntualizó que está haciendo progresos y mantiene su plan de reducción de costes.

Desde octubre de 2008, el banco ha anunciado la supresión de 23.000 puestos de trabajo en todo el mundo, incluidos 17.100 en el Reino Unido.

El consejero delegado del banco, Stephen Hester, dijo hoy que los resultados trimestrales "demuestran que seguimos haciendo buenos progresos en nuestra recuperación y estamos haciendo que el banco sea más fuerte, más seguro y con poder de recuperación".