Aterrizaje de emergencia

El grupo EADS cae un 4% en Bolsa tras el percance del gigante A-380 en Singapur

El percance del gigante A-380 de Airbus de Qantas en Singapur pasó ayer factura en los mercados al grupo EADS y a Rolls-Royce fabricante de los motores que equipaban el avión propiedad de la aerolínea australiana. Los títulos del consorcio europeo cayeron en París un 4,05%, mientras que los de la firma británica descendieron un 5,04%.

Qantas suspendió todos sus vuelos de su flota de seis A-380 de Airbus tras el aterrizaje de emergencia de uno de los aviones en Singapur, después de que el aparato experimentara un fallo en uno de sus motores. En el incidente no resultaron heridos ninguno de los 440 pasajeros ni de los 26 de la tripulación que viajaban a bordo del aparato.

Deutsche Lufthansa señaló que su flota de A-380, cuatro con motores Rolls-Royce, suspendían los vuelos ayer, pero que se reanudarían hoy mismo. También Singapore Airlines los canceló.

AIRBUS GROUP 107,50 -6,52%

Otras compañías aéreas decidieron continuar sus operaciones con el superavión, como Air France y Emirates Airlines, que cuentan con este modelo en su flota. China Southern Airlines, que será la sexta aerolínea que tendrá A-380, manifestó que sigue adelante con sus planes con respecto al avión para final de año.

Airbus reconoció que el incidente ocurrido con el A-380 de Qantas es el más grave de uno de estos aviones gigantes desde su entrada en servicio en 2007. "No había habido una incidencia como ésta", reconoció un portavoz.

El avión de la aerolínea australiana que ha tenido el incidente llevaba en servicio en Qantas desde 2008 y estaba equipado con motores Trent 900 de Rolls-Royce. Airbus y Rolls-Royce han iniciado una investigación para esclarecer por qué uno de los motores del A-380 explotó en pleno vuelo, lo que forzó el aterrizaje de emergencia.

El avión comercial más grande de la historia inició su desarrollo en 2000 con la participación de Francia, Reino Unido, Alemania y España (10%). El A-380 tiene, hasta ahora, una cartera de pedidos de 234 unidades, de los que ha entregado 37 unidades. El aparato tiene una capacidad para entre 500 y 550 pasajeros.

ITP participa con un 16,6% en el motor que explotó

El Trent 900, del que se han entregado 188 unidades, es una de las grandes apuestas del grupo español Industria de Turbopropulsores (ITP). En este motor, fabricado por Rolls-Royce, ITP es, con el 16,6%, el mayor socio a riesgo compartido del holding británico, al que le suministra la turbina de baja de presión. La firma con sede en Zamudio (Vizcaya), que también construye la turbina de baja presión para el Trent 1000 que equipa el superjumbo B-787 de Boeing, rehuyó ayer realizar declaraciones y se remitió a los portavoces de Rolls-Royce.