Ayuntamiento de Madrid

Gallardón inicia la batalla judicial para refinanciar su deuda

El Ayuntamiento de Madrid inició ayer, a través de un acuerdo de su junta de gobierno, la tramitación de un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Gobierno de impedirle refinanciar su deuda.

El delegado madrileño de Hacienda, Juan Bravo, avanzó ayer que la junta autorizó la presentación de ese recurso contra una resolución de la Dirección General de Coordinación Financiera con las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales del Ministerio de Economía y Hacienda. En la misma denegaba la autorización al ayuntamiento para concertar en 2010 operaciones de crédito a largo plazo por 202 millones de euros, un importe inferior al de las amortizaciones de deuda de este ejercicio (257 millones de euros).

El Ejecutivo, que en un principio había prohibido el endeudamiento a largo plazo para 2011, decidió abrir esa posibilidad para los ayuntamientos cuya deuda no superará el 75% de sus ingresos corrientes. De esa lista quedaba fuera Madrid y ahí se inició la batalla. La imposibilidad de refinanciar la deuda, unida a la caída de ingresos por la crisis y a la obligación de amortizar antes del 31 de diciembre toda la deuda a corto plazo, ha provocado que el consistorio madrileño haya alargado los plazos de pago a sus proveedores a nueve meses y haya amenazado con llevarlos a 15 meses.