Cierre de sesión

El Ibex se queda rezagado ante la presión sobre la prima de riesgo

La prima de riesgo vuelve a estar cerca de 200 puntos básicos mientras que la irlandesa supera los 500 puntos básicos, en máximos. La presión que hay sobre España ha impedido al Ibex mantener el ritmo alcista que se ha registrado en el resto de Europa gracias a las buenas noticias de la Fed y le ha llevado a cerrar la jornada con un escaso avance del 0,3%.

La presión que existe sobre la deuda de España y de otros países periféricos ha pesado hoy en la Bolsa española que se ha quedado rezagada del resto de Europa, participando sólo en parte de la fiesta tras las medidas anunciadas ayer por la Reserva Federal de EE UU. El selectivo Ibex ha cerrado la sesión en los 10.602 puntos tras subir un 0,3% frente a las subidas cercanas al 2% del resto de plazas del Viejo Continente.

"Nuestro mercado se está comportando peor que el resto de los mercados europeos como Alemania y Francia. Sin embargo, en España nos está pesando el efecto de la prima de riesgo", asegura Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio.

Ayer, Rusia excluyó a España e Irlanda de la lista de países en cuya deuda pública puede invertir los recursos de sus fondos de Reserva y Bienestar Nacional. Las disposiciones ministeriales, con fecha 26 de octubre, precisan que dichos recursos, calculados en unos 4 billones de rublos (cerca de 92.600 millones de euros) pueden invertirse en deuda pública de doce países.

BBVA 4,75 -3,22%
IBEX 35 9.250,80 -2,45%

El experto cree que "evidentemente vamos a una velocidad más lenta de recuperación que el resto de Europa y esto pesa en exceso a pesar de que la mayor parte de nuestras compañías líderes cuentan con un fuerte negocio fuera de España". Esta circunstancia ha quedado reflejada hoy en las diferentes subidas registradas en los índices del Viejo Continente. Mientras que el Ibex subía un escaso0,3%, París y Londres despedían la sesión con ganancias respectivas del 1,92% y del 1,98%. Por su parte, Francfort ha ganado un 1,77%.

Los principales protagonistas de la sesión han sido los bancos centrales tanto a este como al otro lado del Atlántico. Bernanke inundó ayer el mercado de dinero para activar la economía al anunciar un programa de compra de deuda pública, por valor de 600.000 millones de dólares ó 750.000 millones al mes hasta junio de 2011. Por su parte, el BCE ha mantenido los tipos de interés en su reunión mensual.

Tal y como se esperaba, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, confirmó hoy que no va a relajar más su política monetaria, por lo que no va a seguir los pasos de la Reserva Federal estadounidense (Fed). En la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno, Trichet dijo que la entidad va a mantener su estrategia de retirada gradual de las medidas excepcionales aplicadas en la crisis , ya que se normaliza la situación en los mercados de dinero y la economía se recupera.

De vuelta al parqué español, los bancos, protagonistas de las últimas jornadas, han registrado resultados dispares y, en cualquier caso muy lejos de las subidas del sector en Europa. Sabadell y BBVA han despedido la jornada con caídas del 0,7% cada uno. La entidad que preside Francisco González comenzará mañana la ampliación de capital de 5000 millones para la compra del 29% del turco Garanti. Hoy, las agencias de calificación Moody's y S&P han dado el visto bueno a la operación.

Por su parte, Santander ha avanzado un 0,44%. El mejor valor del Ibex ha sido Iberia en un día negativo para las líneas aéreas después del incidente ocurrido con un A380 de la compañía Qantas, que tuvo que efectuar un aterrizaje de emergencia en Singapur, es el mayor de uno de estos aviones gigantes desde su entrada en servicio en 2007.

El mercado continuo cuenta desde hoy con un nuevo valor: Enel Green Power . La eléctrica italiana ha debutado en el parqué con una caida del 18,8%. Sin embargo, estas pérdidas se han ido moderando a lo largo de la jornada hasta llegar a cerrar en tablas.

En el mercado de divisas , el euro se ha disparado casi tres centavos de dólar, hasta el máximo desde enero al rozar los 1,43 dólares, después de que la Reserva Federal estadounidense (Fed) anunciara un nuevo programa de estímulo monetario.