Estarán operativas en abril del próximo año

ING Direct refuerza la atención al cliente con 25 sucursales propias

No se trata tanto de una estrategia comercial, como de la intención de aportar un nuevo servicio a los clientes que deseen acercarse a una oficina para solicitar información de manera presencial. Así, ING Direct ha apostado por la apertura de 25 oficinas propias en España. Ahora, el 85% de sus clientes contarán con un local en su provincia.

Imagen virtual de una de las nuevas sucursales que ING Direct abrirá en España
Imagen virtual de una de las nuevas sucursales que ING Direct abrirá en España

La directora general de la firma de banca directa, Carina Szpilka, asegura que España siempre ha sido la incubadora de la innovación de ING Direct. La última prueba de ello es la apertura de las 25 primeras oficinas propias del banco naranja en el territorio español, algo que no existe todavía en el resto de mercados donde opera esta marca. "Con este proyecto sentamos los nuevos estándares de las oficinas bancarias españolas del futuro", destaca la directiva.

La inauguración de las nuevas sucursales supondrá que el 85% de los clientes que tiene ING Direct en España cuenten con un local físico de atención al cliente en su provincia. Las dos primeras oficinas -situadas en Madrid y Salamanca- estarán operativas antes de que termine el presente ejercicio y en abril del próximo año, las 25 sucursales darán servicio a los usuarios del banco holandés en España. Además, este proyecto supondrá la contratación de 100 nuevos empleados.

En 2009, ING Direct llego a un acuerdo con la filial de seguros de la entidad holandesa para comercializar sus productos a través de las oficinas que Nationale-Nederlanden tenía en España -45 locales en los que mantendrán su actividad-. Fue la primera vez que el banco directo apostó por un servicio presencial. Ahora, lo amplia con 25 nuevas oficinas donde llevar a cabo su negocio en exclusiva.

Servicio, más que negocio

Según destacó la entidad financiera, el principal objetivo de sumar estas nuevas oficinas a sus anteriores canales "es ofrecer a los clientes atención presencial en aquellos momentos en los que precisen de un mayor asesoramiento". No obstante, en la entidad aseguran que el modelo de banca seguirá siendo el mismo, ya que sus clientes operan mayoritariamente a través del teléfono e internet. Tan sólo el 1% de las transacciones se realizan en oficinas; por el contrario, el 92% de éstas se llevan a cabo a través de la Red.

Pero aunque la estrategia comercial no sea la clave de este proyecto, las oficinas "suponen ya una fuente adicional de crecimiento para el banco tanto en términos de incremento de clientes como de contratación de productos y fondos gestionados por el banco", destacó la entidad. Hasta junio de 2010, el 15% del aumento total de clientes de cuenta nómina provino de las oficinas, un 28% del crecimiento en productos de inversión y un 22% de las hipotecas que se firmaron.

Crecimiento continuado en el mercado español

Ni siquiera el hecho de contar con una matriz que ha sufrido duramente los efectos de la crisis financiera ha evitado que la filial española de ING Direct siga su curso ascendente. Crece en clientes, en beneficios y en activos gestionados, y lo mismo espera que suceda al cierre de este ejercicio.

El secreto: "contamos con una estructura de costes cuatro veces menos que la del resto de entidades financieras, esto nos permite mantener nuestra estrategia de no cobrar comisiones y seguir obteniendo beneficios", destaca la directora general de ING Direct España, Carina Szpilka.

"La banca directa se ha consolidado muy bien en España, la gente tiene espíritu aventurero, no tiene miedo a probar cosas nuevas, le gusta las nuevas tecnologías y no rechaza lo que no es puramente nacional", añade.