Busca fondos soberanos y de pensiones para ampliar capital

Globalvía deja abierta la puerta a una posible salida a Bolsa

Tras la ampliación de capital prevista para el primer semestre de 2011, la gestora española de infraestructuras Globalvía pretende cumplir un plan de negocio que pasa por captar nuevas aportaciones para invertir en concesiones maduras de autopistas o ferroviarias. Las vías para reforzarse en el futuro a medio plazo serán la entrada de nuevos socios o la salida a Bolsa.

Globalvía está preparada para ampliar capital por unos 500 millones a lo largo del primer semestre de 2011 . La empresa participada al 50% por FCC y Caja Madrid está abriendo la puerta principalmente a fondos soberanos y de pensiones, a los que reserva entre un 30% y un 40% del accionariado . Una vez rematada esa operación, la compañía tendrá músculo suficiente para tomar una posición del 51% en concesiones maduras de carreteras y ferroviarias por un valor de 3.000 millones, según ha explicado hoy su presidente, Juan Béjar.

Pero si hay algo que deben tener claro los socios entrantes es que el proyecto precisará de nuevas inyecciones económicas. Es decir, volverá a exponerse a la entrada de nuevos partícipes o, en caso de que se den las circunstancias, al estreno bursátil.

Sobre la recapitalización abierta en estos momentos, Béjar ha detallado que no comprometerá una determinada rentabilidad por dividendo con potenciales socios, pero asegura que su empresa arroja tasas de rentabilidad del 10% al 12%. También ha afirmado que FCC y Caja Madrid diluirán sus participaciones, pero no tienen previsto vender acciones.

FCC 11,88 -0,34%

Sobre la oferta, estima que el 66% del valor en libros de la cesta de activos de Globalvía está expuesta al mercado español, lo que no representa, a su juicio, problema para los inversores en infraestructuras.

Además, la operadora realizará el esfuerzo de segregar concesiones por un valor de 300 millones en libros (sobre un total de 1.300 millones) en una segunda sociedad que no estaría incluida en la ampliación de capital. Se trata de hacer más atractiva la oferta al eliminar de ella las concesiones con participación minoritaria o por reequilibrar. Entre éstas últimas figuran las radiales de Madrid o la autopista Cartagena-Vera.