Desconfianza de los consumidores y falta de crédito

Los concesionarios pierden 3.200 empleos desde el fin del Plan 2000E

Los concesionarios de automóviles en España han perdido 3.200 puestos de trabajo desde que finalizara el programa de ayudas directas a la compra de vehículos, Plan 2000E, el pasado mes de junio, según las estimaciones de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto).

La Federación resaltó que si la actual situación del sector del automóvil no se revierte, los puntos de venta podrían perder hasta 10.000 empleos en los próximos seis meses. Faconauto explicó que esta pérdida de empleo es consecuencia de la fuerte caída de las ventas de coches, de la falta de crédito y de la desconfianza de los compradores.

En este sentido, la organización resaltó que en los próximos meses la tercera parte de los concesionarios españoles cerrará como consecuencia de la actual situación, lo que ahondaría "aún más" en la destrucción de puestos de trabajo.

El presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold, indicó que la confianza de los compradores "está en mínimos históricos" y explicó que se ha vuelto a la misma situación que antes de la llegada de las ayudas, puesto que los concesionarios se han quedado vacíos.

Además, la patronal indicó que las cifras de ventas de octubre podrían haber sido peores de no ser por los resultados "ficticios" del canal de empresas y de compañías alquiladoras, que no aportan una visión verdadera del mercado.

Para el cierre del presente ejercicio, la Federación resaltó que el mercado automovilístico español cerrará con un volumen de ventas de cerca de 850.000 unidades vendidas. "No podemos quedarnos con los brazos cruzados. El sector y la Administración se tienen que sentar no sólo para resolver el problema puntual, sino también para dilucidar qué modelo de sector de la automoción queremos para el país", añadió Romero-Haupold.