Bajo perfil de riesgo de las hipotecas

La banca española financia el 62% del valor de tasación de los pisos

Los bancos y cajas españoles tan sólo financian, por término medio, el 62% del valor de tasación del inmueble adquirido. El Banco de España considera que este indicador del perfil de riesgo del crédito está en niveles "relativamente bajos".

La prudencia de la banca al conceder hipotecas se ha agudizado con la crisis financiera. El frenazo de la economía española, el desplome de los créditos subprime en Estados Unidos y el progresivo proceso de desendeudamiento de las familias han provocado que los bancos y cajas hayan restringido notablemente las condiciones de los préstamos.

Uno de los principales parámetros que utiliza el sector para calibrar el riesgo de un crédito es compararlo con el valor del inmueble que sirve como garantía. En los momentos de expansión de la economía, era habitual ver ofertas de hipotecas que financiaban el 100% del valor del piso, e incluso algunas que subían hasta el 110%, para poder comprar los electrodomésticos, según explicaban los comerciales.

Ahora, el cociente entre el préstamo y el valor de la garantía ha caído hasta el 62% en la cartera hipotecaria minorista de la banca española, según el último Informe de Estabilidad Financiera del regulador bancario.

El supervisor considera que este indicador del riesgo hipotecario está en niveles "relativamente bajos". En 2009, este porcentaje llegó a ser inferior al 60%.

El organismo dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez también apunta que este dato es muy homogéneo entre bancos y cajas y que la entidad financiera por el ratio más alto está en el entorno del 70%.

Cambio de tendencia

Aunque el perfil de riesgo medio continúa en niveles muy bajos, el Banco de España resaltaba en su último informe trimestral sobre la economía nacional que en los últimos trimestres ha habido un repunte del porcentaje de préstamos que financian más del 80% del valor de tasación del inmueble. Estos representaban el 10,6% del total al cierre de 2009, mientras que a marzo de 2010 (último dato disponible) habían subido hasta el 12,2%.

El amplio nivel de cobertura en los préstamos hipotecarios es uno de los factores que el regulador señala para explicar la moderación de la morosidad en el crédito para la adquisición de vivienda.

El consejero delegado del grupo Santander, Alfredo Sáenz, explicó el jueves pasado que según las previsiones del banco, las tasas de morosidad seguirán creciendo en España hasta mediados de 2011. El directivo también apuntó que los impagos en el crédito a familias "ya han tocado techo", y que los que seguirán creciendo en los próximos meses serán los retrasos en los pagos de créditos a empresas.

El agujero del crédito promotor

El Banco de España señala al crédito a empresas promotoras e inmobiliarias como el principal foco de pérdidas del sector bancario nacional. La tasa de morosidad en este segmento del negocio es del 10,9%, frente al 4,3% de los créditos a otro tipo de empresas. El regulador apunta en su Informe de Estabilidad Financiera que "no se puede descartar que la morosidad de este sector, pese a la moderación en su ritmo de avance, siga aumentando en los próximos trimestres".

También recuerda que en las pruebas de estrés a las que se sometió la banca europea en julio, los préstamos a promotores y los activos adjudicados eran el principal foco de pérdidas de las entidades españolas. Cerca del 45% provenía de esta partida, mientras que el crédito hipotecario representaría menos del 10%.

En junio de 2010, el importe agregado de los activos adjudicados y las daciones en pago sumaban 70.000 millones de euros.