Especializado en empresas de biotecnología

Suanfarma prepara su segundo fondo de capital riesgo

Llega a un primer acuerdo con la firma de EE UU Sexing Technologies para desinvertir en su participada Halotech

En las próximas semanas la firma Suanfarma lanzará su segundo fondo de capital riesgo especializado en empresas de biotecnología. La farmacéutica tiene previsto levantar 30 millones de euros para invertir en 10 o 15 nuevos proyectos españoles, según afirman fuentes de la compañía.

Este laboratorio creó en 2007 su propia gestora de fondos especializada en biotecnología, lanzando el primero de ellos, Suan Biotech, ese mismo año, con un valor total de nueve millones de euros. Esto le permitió invertir en empresas de reciente creación como Vivia Biotech, 3P Biopharmaceuticals, Pevesa, Salupharma Biosimilars, Clave Suan, Biomedal, Agrenvec y Halotech.

Con el lanzamiento de este nuevo fondo, la gestora presidida por Héctor Ara (a su vez presidente del laboratorio Suanfarma) se une a Cross Road en la búsqueda de capital para invertir en empresas de nueva creación. Cross Road anunciaba hace un mes que se lanzaba a la captación de su segundo fondo por valor de 60 millones, básicamente buscando inversores institucionales y family offices. Estos dos fondos, junto a Ysios, son de los pocos especializados en este sector en España, y en general, cuentan con montantes relativamente pequeños respecto a otros como el estadounidense Bay Capital.

Además, Suan Biotech está en negociaciones para desinvertir, por primera vez, de una de las empresas del primer fondo, Halotech, de la que dispone el 49% del capital. El comprador será Sexing Technologies, compañía estadounidense que opera en el mercado de la reproducción animal, aunque de momento no se conoce el montante final de la operación.

Halotech es una empresa española que nació en 2008 como spin-off de la Universidad Autónoma de Madrid gracias a la iniciativa conjunta de Suan Biotech y un grupo de investigación del departamento de Genética de la facultad de Ciencias. Opera en el mercado de la fertilidad y dispone de tecnologías propias protegidas por patente que permiten la medición de la fragmentación del ADN en espermatozoides, un parámetro que se utiliza para evaluar la calidad seminal.

Fue la primera compañía en instalarse en el Centro de Emprendimiento e Incubación de Empresas promovido por la propia gestora, donde cuentan con el asesoramiento de expertos.

Actualmente, Halotech vende sus kits de medición de la fragmentación de ADN a los centros conocidos de fertilidad en España y, además, exporta a 40 países.