Acumula fondos por 36.720 millones

Apple dispara un 27% su inversión en bonos de EE UU y la sitúa en 13.500 millones

Apple cerró su año fiscal con 36.720 millones de euros entre tesorería e inversiones a corto y largo plazo. De ellos, 13.500 millones estaban invertidos en deuda de EE UU, un 27% más que en el ejercicio anterior.

Apple dispara un 27% su inversión en bonos de EE UU y la sitúa en 13.500 millones
Apple dispara un 27% su inversión en bonos de EE UU y la sitúa en 13.500 millones

El imparable crecimiento de Apple en el último año, en el que registró un aumento de sus ingresos del 52% gracias al éxito de dispositivos como el iPhone 4 y el iPad, ha provocado que la empresa haya acumulado 51.011 millones de dólares (unos 36.720 millones de euros) entre tesorería e inversiones a corto y largo plazo al término de su ejercicio fiscal 2010. La cifra supone un aumento del 50% en relación al año anterior, y la sitúa como una de las compañías más ricas del mundo.

Según consta en el informe anual de 2010 de la empresa, publicado la pasada semana, de ellos, 1.690 millones estaban en liquidez, 9.571 millones de productos equivalentes a la liquidez, 14.359 millones en inversiones a corto plazo y 25.391 millones en inversiones a largo plazo.

Con estos volúmenes, Apple ha configurado una enorme cartera de inversiones. La empresa tenía invertidos un total de 18.741 millones de dólares (unos 13.500 millones de euros) en deuda del Tesoro de EE UU y de otras agencias del Gobierno estadounidense. La cifra, que supone el 36% del total de la caja de la empresa, es un 27% superior a la que tenía invertida en estas mismas partidas en el año anterior. Fuentes del mercado señalan que, con esta política, Apple se ha convertido en un gran comprador de deuda pública de EE UU.

APPLE INC. 126,85 -2,58%

Además, el perfil del ahorro de Apple ha cambiado. En 2009 tenía 11.425 millones de dólares en deuda a corto plazo y 2.736 millones a largo plazo; en 2010 se han cambiado las tornas y la deuda a corto plazo se situó en 6.569 millones frente a los 7.685 millones de los de largo plazo. Apple también tenía 562 millones en productos de liquidez emitidos por el Tesoro y las agencias gubernamentales de EE UU en 2009, mientras que en 2010 la cifra había ascendido a 4.487 millones.

Otros productos

A su vez, tenía colocados en productos financieros de las administraciones municipales al final de 2010 un total de 1.917 millones de dólares, de los que 1.543 millones estaban a largo plazo. En 2009, tenía invertidos cerca de 500 millones en este tipo de papel.

Fuera de EE UU, Apple señaló en el informe anual que, al término de su ejercicio fiscal 2010, tenía invertidos 2.661 millones en deuda de administraciones públicas de otros países, por encima de los 321 millones de 2009. De igual forma, Apple tenía destinados un total de 17.442 millones en productos financieros corporativos (no especifica si son empresas de EE UU o de fuera), muy por encima de los 9.786 millones de 2009. Asimismo, y en la misma línea de otras inversiones, hasta 12.862 millones estaban en productos corporativos a largo plazo.

Microsoft y Cisco también apoyan la deuda de EE UU

Microsoft y Cisco son las otras dos empresas más ricas de EE UU. El gigante del software cerró su último año fiscal, concluido el 30 de junio, con más de 40.000 millones de dólares (unos 28.700 millones de euros) entre liquidez, equivalentes e inversiones a corto plazo. A su vez, Cisco concluyó su ejercicio fiscal, que terminó el 31 de julio, con 39.800 millones de dólares (unos 28.600 millones de euros) entre liquidez, equivalentes e inversiones a corto plazo.

De dichas partidas, en el caso de Microsoft, los fondos invertidos en deuda de las administraciones públicas estadounidenses (en todos sus formatos) rondó los 21.000 millones de dólares, frente a los 13.400 del año anterior. Cisco tenía 30.000 millones invertidos en productos financieros del Tesoro y las agencias gubernamentales de EE UU, un 16% más que en el año anterior. Cisco tenía otros 1.460 millones en papel de administraciones públicas de otros países y 2.200 millones en deuda corporativa.