Gobierno

Rubalcaba anuncia una agenda social para la salida de la crisis

El vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció ayer que el Ejecutivo trabaja en una nueva agenda social para garantizar salir "de la crisis con justicia para todos", empezando por los colectivos que más han sufrido "sin comérselo ni bebérselo".

Los jóvenes, especialmente "el millón que dejó el sistema educativo por un puesto de trabajo que ahora han perdido", y los parados de larga duración, sobre todo aquellos "de más de 45 años" que tienen "muchas dificultades" para encontrar un puesto, serán los dos colectivos en los que se fijará esa nueva agenda social que Rubalcaba ha anunciado en un mitin del PSOE en San Roque (Cádiz).

En su primer acto político desde que fue nombrado vicepresidente del Gobierno, Rubalcaba, estima que el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha quedado en evidencia cuando, en una entrevista publicada el domingo en El País, elogia el plan de ajuste decidido en el Reino Unido por su primer ministro, el conservador David Cameron, y que prevé la supresión de 500.000 empleos públicos.

El vicepresidente ha señalado que cuando observa la "actitud" de Rajoy piensa que "o no sabe lo que quiere, o lo sabe y no quiere que los demás lo sepan", y ha lamentado que la oposición no haya aprovechado la reciente remodelación del Ejecutivo para "empezar a trabajar".

En ese sentido, Rubalcaba ha asegurado que el PP espera que "la crisis les haga la tarea" y ha criticado que se dedique a "insultar como no se recuerda" en las instituciones, mientras que el Gobierno ha emprendido una remodelación porque "quiere dar un impulso a la acción política" y porque los ciudadanos esperan políticos "serios y "responsables". Rubalcaba ha explicado que el PSOE y el Gobierno están "dando la cara" porque "explicar es responsabilidad y respeto hacia los ciudadanos".

Reformas pendientes

El vicepresidente del Gobierno reconoció en que en España "quedan reformas por hacer en el sector energético, en el transporte y en el sistema de pensiones". Y agregó que la creación de 70.000 empleos en el último trimestre "no es mucho pero marca una dirección".