_
_
_
_
Presión desde Bruselas

El Gobierno portugués y la oposición acuerdan aprobar un presupuesto austero en 2011

El Gobierno socialista y la oposición conservadora de Portugal anunciaron hoy un acuerdo para aprobar la próxima semana el presupuesto del Estado para 2011, que debe aplicar un severo plan de ajuste económico para reducir el déficit y cumplir con las exigencias de Bruselas.

Después de una semana de negociaciones -que se llegaron a romper durante dos días-, el centro-derechista Partido Social Demócrata (PSD) optó por permitir su aprobación en la Cámara, donde el Ejecutivo de José Sócrates gobierna en minoría.

El ministro socialista de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, y Eduardo Catroga, responsable de la delegación del PSD, sellaron el documento anoche después de que el presidente luso, el conservador Aníbal Cavaco Silva, pidiese un entendimiento entre ambas partes para no agravar la crisis del país.

Reducción del déficit

La aprobación del Presupuesto busca reducir el déficit del 9,3% en 2009 al 4,6% en 2011 para garantizar la financiación de la economía y combatir la desconfianza de los mercados en Portugal, cuya deuda soberana estuvo penalizada por encima del 6,5% en los últimos meses.

El Ejecutivo y el PSD alcanzaron consensos en la ampliación de las deducciones fiscales en los tramos fiscales más bajos y en la revaluación de las sociedades público-privadas y de todas las grandes obras públicas, ambas demandas de los conservadores.

Sin embargo, cedieron en su pretensión de una posible rebaja de la tasa social única y en una revisión de la tasa más alta del IVA, que se mantiene en el 23%, pero que finalmente no se aplicará a los productos de alimentación humana.

En una declaración pública, Catroga, ministro luso de Finanzas entre 1993 y 1995, calificó el acuerdo alcanzado como "bueno" para Portugal y aseguró que se ha logrado controlar "el riesgo de caer en una crisis presupuestaria".

El jefe de la delegación del PSD afirmó que el texto alcanzado es "muy importante" para la imagen del país e insistió en que el Presupuesto que se sacará adelante sigue siendo "malo", aunque minimiza sus efectos gravosos sobre las familias y las empresas.

Por su parte, Teixeira dos Santos se congratuló por el acuerdo y resaltó que el Presupuesto de 2011 es "el más importante en los últimos 25 años" en un momento de "dificultades" para obtener financiación en los mercados internacionales.

Sin embargo, reconoció que el nuevo texto consensuado implica una compensación de 500 millones de euros por la pérdida en el capítulo de ingresos estatales y vaticinó "un esfuerzo adicional" para cumplir con el compromiso del 4,6% del déficit el próximo año.

El Ejecutivo luso necesitaba de los votos o, al menos, la abstención del PSD para sacar adelante el presupuesto del Estado en la votación del próximo 3 de noviembre, una vez que los otros partidos de la Cámara, dos marxistas y uno demócrata cristiano, ya anunciaron que votarán en contra.

La reducción de salarios y personal de la Administración, aumentos de impuestos a la renta y operaciones de capital, congelación de pensiones, ventas de empresas y activos del Estado y reducción de gastos e inversiones públicas forman parte del plan de ajuste incluido en el Presupuesto.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_