La cobertura de la morosidad alcanzó el 86%

Catalunya Caixa gana un 1% más y descarta dotaciones en 2011

El grupo formado por las firmas catalanas Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa ha logrado un beneficio 113 millones de euros hasta septiembre, un 1% superior al mismo periodo del año anterior. Catalunya Caixa señaló que no necesitará realizar dotaciones extraordinarias en lo que queda de 2010 ni en 2011.

La nueva entidad catalana que echó a andar el pasado uno de julio y que está formada por Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona, obtuvo un beneficio a septiembre de 113,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 1% respecto al mismo periodo del año anterior y teniendo en cuenta el resultado agregado de las tres firmas de ahorro.

Las menores pérdidas por deterioro de activos, que retrocedieron un 75%, y, a consecuencia, la menor necesidad de provisiones permitieron a la entidad catalana mejorar su resultado a pesar de la difícil situación que aún atraviesa la mayor parte del sector financiero español.

Por su parte, la tasa de cobertura alcanzó a 30 de septiembre el 86% (150% si se tienen en cuenta las garantías hipotecarias), lo que permitirá a Catalunya Caixa no realizar nuevas dotaciones extraordinarias en lo que resta de 2010 y a lo largo del próximo ejercicio.

La tasa de morosidad se situaba en este periodo en el 5,26%, lo que representa una reducción de 0,23 puntos respecto a la mora integrada que tendrían las tres cajas anteriores, en septiembre de 2009.

Además, el pasado mes de septiembre se completó la operación de venta del 50% de las compañías aseguradoras por importe de 550 millones de euros con una plusvalía de 415 millones, antes de impuestos, que se han contabilizado como reservas en el balance de apertura de Catalunya Caixa.

Total integración en 2011

El proceso de optimización de la red de oficinas y departamentos centrales supondrá unos ahorros de 230 millones de euros hasta el 2015. Según la propia caja, el 98% de las personas susceptibles de adherirse a los planes de prejubilación o bajas incentivadas ya se han inscrito y de ellas 700 personas ya se han acogido a estos planes. En cuanto a la reestructuración de oficinas, ya se han fusionado 165 sucursales y se prevé que a final de año la cifra ascienda a 220 de las 395 previstas. Según el plan de integración previsto, la operatoria informática estará totalmente unificada a principios del 2011.

Casado, favorito para presidir la caja

Según adelantaron ayer fuentes cercanas a la Diputación de Barcelona, el director general del Instituto de la Empresa Familia (IEF), Fernando Casado, podría ser el nuevo presidente de Catalunya Caixa, después de que se constituya la nueva asamblea de la entidad el próximo 16 de noviembre, sustituyendo así a Narcís Serra.

El presidente de la Diputación de Barcelona, Antoni Fogué, ha evitado sin embargo confirmar el nombre de Fernando Casado como nuevo presidente de la caja, tras el pleno en el que se han aprobado los miembros de la nueva asamblea de la entidad tras la fusión.

No obstante, Fogué ha explicado que el consejo de administración ha de aprobarse por una mayoría cualificada de dos tercios y que entre sus componentes "ha de primar el perfil profesional, en las áreas de economía, finanzas y con experiencia académica".