La cifra mas baja desde hace 18 años

Los desempleados en Alemania bajan de los tres millones en octubre

La Oficina Federal de Empleo anunció hoy que el número de desempleados cayó este mes de octubre en Alemania por debajo de la cota de los tres millones de personas, la cifra mas baja desde hace 18 años, con un índice que se redujo en 0,2 puntos hasta el 7%.

El presidente de la Oficina Federal de Empleo, Frank-Jürgen Weise, comunicó que el número de parados bajó en 86.000 personas en octubre hasta los 2.945.000 desempleados, mientras que expertos en el mercado laboral consideran que en dos años su número podría bajar incluso de los dos millones.

La oficina con sede en Nuremberg, al sur del país, confirmó así las cifras adelantadas ayer por la ministra federal de Trabajo, Ursula von der Leyen, quien expresó la satisfacción del Gobierno por la efectividad de medidas como el "Kurzarbeit", el recorte de la semana laboral, para sostener el empleo durante la reciente crisis.

"El mercado laboral se beneficia de la buena coyuntura. El desempleo baja y el empleo y la creación de puestos de trabajo crecen con fuerza, mientras se registra una alta demanda de mano de obra", explicó Weise al presentar las cifras oficiales.

Mientras tanto, el director del Instituto de Investigaciones sobre el Futuro del Trabajo en Bonn, Hilmar Schneider, considera que, si no se produce una nueva crisis, la cifra de desempleados podría bajar drásticamente en los próximos dos años y bajar de la cota de los dos millones.

"Si la caída del desempleo continúa al ritmo actual, la próxima cota millonaria podría caer en octubre o noviembre de 2012", afirma Schneider en declaraciones que publica hoy el rotativo conservador Die Welt.

En parecidos términos se expresa el profesor Michael Hüther, del Instituto de Economía Alemana, quien afirma que "la cota de los dos millones, es decir, un índice del 5% de desempleo, es alcanzable" en una entrevista con el "Passauer Neuen Presse".

Hüther subraya que la demanda de productos alemanes, sobre todo los industriales, trae consigo una ola de empleo, mientras que, por otro lado, comienza a notarse el bajón demográfico. "Nos encontramos en un mercado en el que, no es que cada vez escasee menos el empleo, sino la mano de obra", afirma el profesor alemán.