El Tesoro vuelve a pagar más

La prima de riesgo baja de 160 puntos por el repunte de los bonos alemanes

Las tensiones comienzan a relajarse en el mercado de deuda pública. El aumento del tipo de interés del bono alemán ha reducido la prima de riesgo de España a niveles de agosto. Sin embargo, el Tesoro tuvo que volver a elevar ayer el precio que paga por colocar letras a tres y seis meses.

La prima de riesgo de la deuda pública española descendió ayer otro escalón para situarse en los 156 puntos básicos, su nivel más bajo desde inicios de agosto. La reducción de la desconfianza en torno a las emisiones de España se debe, sin embargo, más a la normalización -al alza- de los tipos de interés de la deuda alemana que a méritos propios.

Prueba de ello es que el Tesoro Público se vio obligado de nuevo ayer a elevar el precio que paga por colocar emisiones soberanas. Se trata de la segunda subasta consecutiva en la que el Estado eleva los tipos que paga por emitir letras, después de que el rally alcista de comienzos de año se diera la vuelta llegado el verano y comenzaran a bajar. Así, de la horquilla de entre 3.000 y 4.000 millones que se pretendía colocar, el Tesoro tuvo que conformarse con la zona baja del umbral, dado que la subasta le salió más cara de lo previsto. En total, el Estado vendió 3.183 millones de euros de papel, de los que 1.488,35 correspondieran a letras a seis meses. æpermil;sta se adjudicaron a un tipo de interés del 1,29% frente al 1,18% de rentabilidad media de la subasta de septiembre. A su vez, los 1.694,62 millones en letras a tres meses que se subastaron tuvieron un tipo de interés medio del 0,95% frente al 0,69% que se ofreció hace un mes.

Más liquidez en el mercado

Si bien la demanda fue alta en ambos casos, que el Tesoro pagara más tiene mucho que ver con la evolución de la deuda germana. En el mercado secundario, las letras a tres meses emitidas por Berlín se pagaban ayer al 0,53%, cuando en abril estaban al 0,094%. Las españolas, por contra, que llegaron a rentar un 1,15% en verano, han descendido al 1,050%. "Lo que ocurre es que el mercado está descontando ya la normalización de la liquidez. Cada vez parecen menos necesarias las inyecciones del Banco Central Europeo y eso ha afectado sobre todo a las emisiones alemanas", explica Ignacio Victoriano, experto de deuda pública de Renta 4.

Lo mismo ocurre con los bonos a 10 años. "La bajada de la prima de riesgo entre España y Alemania se debe, fundamentalmente, al incremento del tipo del bono alemán", explica Victoriano. æpermil;ste estaba en el 2,1% hace apenas un mes y ayer estaba en el 2,5%. El español, por su parte, lleva meses instalado en la banda cercana al 4%. De ahí que el diferencial entre ambos se haya reducido por debajo de 160 puntos.

El bono luso rebaja su tipo un punto

El nuevo plan de austeridad aprobado por el Gobierno portugués -el segundo en lo que va de año- parece haber enviado a los inversores el mensaje adecuado. El tipo de interés que se paga en el mercado secundario por el bono luso a 10 años ha pasado de estar en el 6,5% en septiembre a sólo el 5,6% ayer. Casi un punto porcentual menos en apenas un mes, lo que ha reducido la prima de riesgo del país de los 426 puntos básicos a 312.

Menos efectivo parece haber sido el plan de reordenación bancaria aprobado por Irlanda con el mismo objetivo. Si bien Dublín ha logrado reducir el diferencial de sus bonos con los alemanes de 449 a 393 puntos básicos, el tipo de interés asociado a sus emisiones sólo se ha rebajado del 6,7% de septiembre al 6,4% ayer.