Petróleo

El crudo Brent sube un 0,14% y se sitúa en 83,66 dólares

El precio del barril de Brent subió hoy un 0,14% en el mercado de futuros de Londres, situándose en los 83,66 dólares, en una jornada de buenas noticias económicas a ambos lados del Atlántico.

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en diciembre acabó la sesión en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) 12 centavos de dólar por encima del cierre del lunes, cuando se situó en 83,54 dólares.

El precio máximo negociado hoy fue de 83,89 dólares por barril y el mínimo de 82,96 dólares, mientras que el precio para entrega en el mes de enero se incrementó hasta los 84,01 dólares.

La cotización del Brent subió aupada por el buen arranque de la sesión bursátil en EE UU tras conocerse que la confianza de los consumidores de la primera economía del mundo subió ligeramente en octubre.

Ese índice, publicado por la entidad privada de análisis The Conference Board, reveló una cierta mejoría en octubre de la expectativa de los consumidores sobre la economía de EE UU, aunque sigue situándose en uno de los niveles más bajos jamás registrados, por lo que el dato se tomó con cautela por los inversores.

Por contra, se conoció que el precio de las viviendas unifamiliares en las veinte mayores áreas metropolitanas de Estados Unidos bajó el 0,2% en agosto comparado con el mes anterior, mientras que registraron subidas del 1,7% respecto a agosto de 2009, según cálculos difundidos hoy por Standard & Poor's (S&P).

En términos interanuales, el precio de las viviendas unifamiliares en las veinte mayores áreas metropolitanas de Estados Unidos subió un 1,7%, lo que supone una ralentización en el incremento de esos precios, que en julio había sido del 3,2%.

En el Reino Unido, los datos fueron buenos, ya que la economía nacional creció el 0,8% en el tercer trimestre -el doble de lo que esperaban los analistas-, y S&P reafirmó su calificación 'AAA' a largo plazo para la deuda soberana británica.

No obstante, los mercados también reaccionaron con cautela -la Bolsa de Londres bajó ligeramente- porque los inversores consideran que el impacto del drástico programa de recortes del gasto público aprobado recientemente por el Gobierno británico todavía no ha hecho efecto.