El fondo prevé aprobar el 24 de noviembre la operación

Prisa celebrará una junta general el 27 de noviembre para aprobar el acuerdo con Liberty

El Grupo Prisa celebrará una junta general extraordinaria de accionistas el próximo sábado, 27 de noviembre, a las 18,00 horas, en Ifema, para aprobar los acuerdos necesarios para la ejecución de la entrada de los accionistas de Liberty en su capital social.

La Junta General de Liberty se celebrará el próximo miércoles, 24 de noviembre, en Nueva York , para que sus accionistas aprueben los términos de la transacción.

El acuerdo que se somete a la aprobación de los accionistas de Prisa y Liberty comprende el canje de 1 acción de Liberty a cambio de 1,5 nuevas acciones ordinarias de Prisa, 3 nuevas acciones sin voto convertibles y 0,50 dólares estadounidenses en efectivo.

Las acciones sin voto se pueden convertir en ordinarias en un plazo de 42 meses. Además, los actuales titulares de warrants de Liberty podrán canjear éstos por 0,45 nuevas acciones ordinarias de Prisa y 0,90 dólares en efectivo. En función de cuál sea el grado de aceptación de los accionistas de Liberty, Prisa podrá emitir hasta 224.855.520 nuevas acciones ordinarias y 402.987.000 acciones sin voto convertibles, y en este caso, la compañía de medios de comunicación podría disponer de hasta 870 millones de dólares de los fondos de Liberty.

PRISA 2,02 2,28%

Está previsto que estas acciones de nueva emisión coticen en España y en la NYSE de Nueva York, a través de unos títulos denominados ADR's (American Depositary Receipts).

Se propone también a la junta de Prisa que los actuales accionistas de la Sociedad reciban 1,1 nuevas acciones ordinarias por cada una de las acciones de que son titulares, que podrán suscribir en un plazo de 42 meses, a un precio de 2 euros por acción. Atendiendo al capital social actual de la compañía, este acuerdo supone la emisión de 241.049.050 nuevas acciones ordinarias. La ejecución completa de este acuerdo supondría unos ingresos adicionales de 482 millones de euros.

La transacción con el fondo estadounidense, que contribuirá a fortalecer la estructura patrimonial de Prisa, se enmarca en el proceso de recapitalización y reestructuración financiera que la sociedad ha acometido en los últimos tiempos.