Compra 35 a Bombardier con 100 plazas

Air Nostrum se prepara con aviones más grandes para su futuro en Iberia-BA

La aerolínea española Air Nostrum y la constructora aeronáutica canadiense Bombardier oficializaron ayer la entrega del primer CRJ1000, el nuevo reactor regional que la franquiciada de Iberia estrena para todo el mundo. Un modelo, de 100 plazas, que supone un salto cuantitativo para Air Nostrum.

Air Nostrum recibirá en los próximos días en España el primer CRJ1000 que saldrá de los hangares de Bombardier en Mirabel (Quebec, Canadá). Este modelo, de 100 plazas, el límite que le permite Iberia a su franquiciada, debe cumplir una doble función: mejorar el coste por pasajero para poder competir con las low cost y "estar preparada para lo que pueda deparar el futuro tras la fusión de Iberia con British Airways y el inminente acuerdo con American Airlines", dijo el consejero delegado de Air Nostrum, Carlos Bertomeu. El directivo, en una entrevista concedida a CincoDías el pasado mes de mayo apuntó que ve a la compañía en Heathrow aportando pasajeros a British Airways.

Con esa estrategia, la firma controlada por Nefinsa, de la familia de Emilio Serratosa, se ha visto obligada a modificar sustancialmente su estructura. Por una parte, retiró 9 aviones, y la plantilla que llevaban asociada, y abandonó rutas no rentables. A cambio, aprovechando el lanzamiento por Bombardier del nuevo reactor, modificó los encargos de aviones de 90 plazas por los nuevos de 100. Estos CRJ1000, el primero de los cuales llegará a finales de año a España ya listo para operar, irán sustituyendo paulatinamente hasta 2016 a los 35 de 50 plazas que conforman el grueso de la flota de Air Nostrum.

El volumen de la operación no ha sido desvelado, si bien, a precio de catálogo cada uno de los aviones ronda los 30 millones de euros, aunque son precios que se negocian en función del volumen de compra. El responsable para Europa de la división de aviones comerciales de Bombardier, Fabio Ligi, señaló que el nuevo avión cuenta ya con 49 pedidos en firme, los 35 de Air Nostrum y 14 de Brit Air, la filial de vuelos regionales de Air France.

Los nuevos reactores permitirán reducir en un 32% el coste por asiento, según destacó Carlos Bertomeu, que consideró clave esta mejora en la rentabilidad para volver a la rentabilidad, objetivo que se alcanzará ya este mismo año, pero gracias a los recortes.

Financiación

Bertomeu destacó que tiene prácticamente cerrada la financiación de los cinco primeros aviones, que se irán entregando los próximos meses. Para obtener estos fondos, "en un momento es que es muy difícil encontrar dinero, más para una empresa española y más para el sector de la aviación", al margen de un banco de cabecera del leasing, que será seguramente español, también negocia con otras entidades para completar la operación que aportarán fondos de países árabes y China.