Enmiendas a los Presupuestos de 2011

El PSOE sale de nuevo al rescate de las concesionarias de autopistas

Mediante una enmienda parcial a las cuentas estatales del año que viene, el Gobierno sale de nuevo al rescate de las constructoras de radiales de Madrid, permitiendo modificaciones en las reglas contables.

La compleja situación financiera de las compañías concesionarias de las radiales ha llevado de nuevo al PSOE a acudir en su ayuda, siguiendo el ejemplo ya practicado el año pasado en el recorrido de los Presupuestos estatales por el Congreso.

En esta ocasión, según fuentes socialistas, se ha tratado de abrir la puerta a modificaciones en las normas contables a fin de que estas empresas tengan mayor margen de maniobra para afrontar sus pérdidas. En concreto, la enmienda compromete al Gobierno a establecer "los mecanismos necesarios para compensar a las concesionarias de autopistas por la reducción de peajes que se establezcan en los entornos urbanos y periurbanos en razón a la mejora de la movilidad y Seguridad vial". Como motivación de la iniciativa, el Grupo Socialista argumenta que es necesario "contar con un instrumento para cubrir la compensación económica en aquellos casos en los que por motivos de movilidad y seguridad vial se haga necesario la rebaja de peajes a los usuarios por la utilización de autopistas de peaje".

El año pasado, el PSOE ya pactó con el principal partido de la oposición y con CiU un plan de rescate de las concesionarias, obligadas a abonar dinero por las expropiaciones que facilitaron la construcción de las autopistas. En esta ocasión, las empresas han llamado también a la puerta del PP, pero han recibido la negativa como respuesta. "Que solucione el tema el Gobierno", ha sido la respuesta del primer partido de la oposición a las constructoras.

El acuerdo del año pasado supuso abrir la puerta a un préstamo participativo, con el aval estatal, de 200 millones de euros, con el fin de que pudieran hacer frente a los sobrecostes derivados de las expropiaciones de suelo que hicieron falta para construir las radiales. El objetivo este año es evitar que Bruselas pueda echar por tierra estas ayudas a las empresas por considerarlas aportaciones directas.

Las enmiendas socialistas a los Presupuestos incorporan también los pactos alcanzados con el PNV y Coalición Canaria. De la sección 31 del Presupuesto, reservada para imprevistos, el Gobierno ya ha agotado 120 millones. Le quedan, pues, otros 110 para abrir el juego parlamentario a los grupos que no han defendido enmiendas de totalidad.