Bernanke investiga los errores de BoA

La Reserva Federal se suma a la investigación del escándalo de los embargos

El escándalo de los embargos defectuosos o fraudulentos ha puesto en guardia a casi todas las autoridades estatales y federales. A las investigaciones de las agencias de la Vivienda, el departamento de Justicia y los fiscales generales de todo el Estado se une ahora la Reserva Federal, supervisor de la banca. Así lo acaba de confirmar en un discurso sobre financiación de la vivienda el presidente de la autoridad monetaria, Ben Bernanke. La Fed está examinando si la banca ha fallado en los procedimientos con el ánimo de ahorrar tiempo y dinero a la hora de proceder con las ejecuciones de embargo.

La Fed está haciendo un estudio en profundidad del caso pero habrá unas conclusiones preliminares sobre las primeras compañías del sector el mes que viene. Según Bernanke, la Fed está "revisando con intensidad las políticas de las firmas, procedimientos y controles internos relacionados con los embargos con el fin de determinar si hay debilidades sistemáticas que están dando lugar a procedimientos inapropiados". "Nos tomamos estas violaciones del procedimiento con mucha seriedad", remachó.

Desde que a mediados de septiembre GMCA, filial ade Ally Bank, decretó una moratoria en los embargos para revisar posibles defectos, otras entidades bancarias como JPMorgan Chase y Bank of America, hicieron lo propio. Los jueces que están a cargo de estos procedimientos y los embargados han puesto de manifiesto que en muchas ocasiones los bancos han operado con mínima diligencia, han perdido los documentos de promesas de pago y sus empleados o firmas de abogados contratadas han firmado declaraciones juradas para dar validez a documentos sin poder verificar los datos dado que lo único que quería el banco era gestionar con prisa el papeleo. Muchas veces, las entidades han contratado a gente para hacerlo que no estaban ni mínimamente familiarizadas con una hipoteca.

Bank of America,el mayor gestor hipotecario, y el resto de la banca han admitido errores pequeños pero no sistémicos. Este banco, y según revela The Wall Street Journal hoy, ha descubierto errores en 10 o 25 de las primeros cientos de embargos que ha revisado. Algunos casos son menores y subsanables pero en otros no se puede seguir la historia de los pagos de las cuotas en determinadas propiedades. El banco ha detectado estos errores tras revisar apenas el 1% de las hipotecas que va a volver a presentar ante los jueces para su consideración en los 23 estados del país donde es obligatorio.

Bernanke ha recordado en su discurso que el 20% de los acreedores hipotecarios debe más de lo que vale su casa y un 33% solo tiene un 10% de capital como margen lo que les deja a merced de un mercado de la vivienda que sigue registrando un momento muy difícil. Si caen los precios más, la posición de este 33% estará igualmente comprometida.

El presidente de la Fed, ha dicho que se están evaluando las consecuencias del escándalo de los embargos y cómo puede afectar al mercado pero anticipó que con la actual debilidad "los problemas con los pagos hipotecarios van a persistir por un tiempo".