_
_
_
_
_
Perjuicio de la nueva legislación financiera

Fitch podría recortar los ratings de Citi y Bank of America

La agencia de calificación de deuda Fitch ha anunciado a última hora que ha puesto en vigilancia negativa a Citigroup y Bank of America y podría recortar sus ratings debido a que el desarrollo reglamentario de la nueva legislación financiera Dodd-Frank prevé limitar el apoyo del Estado a las entidades sistémicamente importantes.

Según Fitch, todas las grandes instituciones pueden estar afectadas por la falta de apoyo implícito de Washington pero en el caso de Bank of America y Citigroup, dado que siguen siendo receptores de su ayuda, la situación se complica más.

La semana pasada el Fondo de Garantía de Depósitos emitió una interpretación sobre cómo se haría una liquidación ordenada de una entidad de acuerdo a la nueva regulación y se reiteró que bajo ninguna circunstancia el dinero de los contribuyentes pueda ser usado de nuevo para salvar una institución financiera sistémicamente importante en el futuro.

Las nuevas normas van a dejar claro que los acreedores, incluso los bonistas senior vana tener que hacerse cargo en el peor de los casos de las pérdidas que les correspondan en la medida que asuman riesgos, algo básico en general pero que no ha ocurrido en la crisis financiera desatada en 2008.

Bank of America ha recibido 45.000 millones de dólares de ayuda pública y su consejero delegado dijo durante la presentación de resultados que estaban "reforzando su balance". El objeto es no necesitar más ayuda del Gobierno. Citi recibió una cantidad similar y el 12% del banco sigue estando en manos del Gobierno que se ha ido deshaciendo ya en tramos de su participación en la entidad hasta ir desapareciendo de su accionariado. Estas han sido las ayudas puestas en marcha en 2008 y que más han durado en la gran banca estadounidense.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_