Casi 3.000 millones de dólares

Los beneficios de American Expresss se duplican en los primeros nueve meses

La entidad financiera American Express anunció hoy que en los primeros nueve meses del año consiguió un beneficio neto de casi 3.000 millones de dólares, más del doble de lo que ganó en el mismo periodo de 2009, favorecida por un aumento del gasto de los clientes con sus tarjetas de crédito.

La firma estadounidense con sede en Nueva York, conocida en todo el mundo por sus tarjetas de crédito, informó de que desde enero a septiembre su ganancia neta fue de 2.995 millones de dólares (2,47 dólares por acción) frente a los 1.414 millones (94 centavos por título) que anotó en positivo un año antes.

La entidad logró que su facturación aumentara un 14% hasta los 20.497 millones de dólares en lo que va de año, un periodo en el que sus ingresos en Estados Unidos aumentaron un 21% y alcanzaron los 10.847 millones de dólares, mientras que en el exterior de este país esas cifras avanzaron un 3%, hasta los 3.416 millones.

American Express se benefició de los sólidos resultados que logró durante tercer trimestre del año, en el que la compañía logró incrementar en un 71% sus ganancias, para ubicarlas en 1.093 millones de dólares.

Con esos resultados, la firma financiera anotó un beneficio neto de 90 centavos por acción, frente a los 53 centavos que obtuvo en el mismo trimestre de 2009, cuando consiguió una ganancia de 640 millones de dólares.

Los ingresos de la firma de julio a septiembre aumentaron un 17% y se situaron en 7.033 millones de dólares, de los que 3.664 millones corresponden a su facturación en Estados Unidos, que aumentó un 23%, mientras que fuera del país su facturación subió un 1%, hasta los 1.169 millones.

American Express, que forma parte de los treinta valores que integran el índice Dow Jones de Industriales de la Bolsa de Nueva York, logró batir así las expectativas de algunos analistas, que habían previsto una ganancia neta para el tercer trimestre de 86 centavos por acción y una facturación de alrededor de 6.790 millones de dólares.

"El gasto de los titulares de tarjetas de crédito experimentó un fuerte aumento del 14%", explicó el presidente y consejero delegado de American Express, Kenneth Chenault, quien detalló "los grandes avances en segmentos en los que se han realizado inversiones significativas".

Chenault se refirió, entre otros productos, a tarjetas corporativas y otras emitidas por las entidades bancarias con las que la firma colabora. El principal responsable de la entidad financiera reconoció, sin embargo, que el volumen de préstamo de la compañía está "por debajo de los niveles anteriores a la recesión económica, ya que los clientes gestionan con mayor cuidado sus finanzas y amortizan sus deudas".

La firma, que aseguró que permanece "cauta ante la marcha de la economía", reconoció que esa tendencia afectó a la baja sus ingresos por intereses, aunque ha ayudado a "mejorar el perfil de riesgo global" de la compañía.

Antes de anunciar sus resultados, los títulos de la compañía subieron hoy en la Bolsa de Nueva York un 1,36%, para cerrar a 40,27 dólares cada uno, mientras que en las operaciones posteriores al cierre registraban un retroceso del 0,97%.

En lo que va de año, las acciones de la compañía han retrocedido un 0,62%, mientras que en los últimos doce meses han acumulado una revalorización del 14,73%.