Vida profesional

De profesión, planificador financiero de fortunas

Unos 90 profesionales optan este año al nuevo certificado que concede la EFPA

De profesión, planificador financiero de fortunas
De profesión, planificador financiero de fortunas

Entre las convocatorias de junio y noviembre, un total de 90 profesionales habrán optado por primera vez este año en España al certificado de planificador financiero europeo (EFP), una acreditación que concede la Asociación Europea de Planificación Financiera (EFPA, en sus siglas en inglés). La figura del planificador financiero, que agrupa a más de 100.000 profesionales en todo el mundo, tiene como objetivo prestar un asesoramiento financiero integral que acompañe al cliente de gran patrimonio a lo largo de toda su vida económica. "La función del planificador financiero va más allá de decirle al cliente dónde invertir en un determinado momento; consiste en coger de la mano a éste a lo largo de todo su ciclo de vida financiera y ayudarle a suavizar los baches y avatares que se producen en ella", explica Alfonso Roa, presidente del comité de acreditación y certificación de EFPA España.

El certificado que concede EFPA se obtiene tras la realización de un examen y está pensado especialmente para asesores financieros -para acceder es necesario contar con el certificado EFA (european financial advisor)- que trabajan en unidades especiales de banca privada, en empresas de asesoramiento financiero (EAFI), en agencias o sociedades de valores o en family offices.

La primera edición del curso preparatorio para acceder al certificado de EFP se realizó el año pasado. El Instituto de Estudios Financieros de Barcelona, la Escuela de Finanzas Aplicadas (EFI) y el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), que ayer acogió en Madrid la presentación del nuevo curso que comenzará a impartirse el próximo 15 de noviembre, son las tres entidades acreditadas por EFPA España para ofrecer la formación necesaria para acceder al certificado. La duración del programa es de alrededor de 120 horas lectivas o su equivalente en formación a distancia.

Para Alfonso Roa, que se muestra muy satisfecho con la acogida dada en España a la certificación, la planificación financiera "es la profesión del futuro". Según el presidente del comité de acreditación y certificación de EFPA, las empresas que se dedican a la gestión de patromonios tienen que dar un paso adelante y ofrecer a sus clientes una solución integral. "Creemos que ya no es suficiente ofrecer un servicio de asignación de activos, sino que hay que preocuparse de solucionar los problemas que surgen a medida que avanza la vida del cliente".

Herencias, divorcios y retiros

Un planificador financiero debe aconsejar a su cliente a lo largo de toda su vida y a través de las diferentes circunstancias personales -un divorcio, una sucesión, la jubilación, la financiación de la educación de sus hijos- que inciden en su patrimonio. "Algunas veces actuará como consejero, otras como coach, intermediario o gestor de carteras y, sobre todo, y algo muy importante, deberá ofrecer a sus clientes un apoyo cuando ellos lo necesiten", explican desde EFPA.

El primer paso para convertirse en planificador financiero es realizar un curso en cualquiera de los centros acreditados por EFPA España para impartir la formación. A continuación es necesario presentarse a los exámenes que la entidad organiza, para lo cual hay que cumplir dos condiciones: estar en posesión de la certificación de asesor financiero europeo (EFA) y haber sido dado de alta en la Asociación de Planificadores y Asesores Financieros, EFPA España.