Remodelación en el Gobierno

Los dirigentes del PSOE se conjuran para amortiguar el debate sucesorio

Los responsables del PSOE albergan el temor de que la tarea del Gobierno se vea contaminada por el debate sobre la sucesión en el cartel electoral, una polémica que fue alentada en público por algunos dirigentes territoriales al impacientarse por la tardanza con la que José Luis Rodríguez Zapatero respondía a la sangría electoral. Estos mismos dirigentes esperan un gesto del presidente en el comité federal que se celebra este fin de semana que contribuya a desactivar las especulaciones.

Esta es una ecuación que no tiene fácil solución. Si Zapatero anunciara con tanta antelación su decisión de repetir en el cartel electoral, es muy posible que el PP redoblara su ofensiva contra él y que dentro del propio PSOE cundiera el nerviosismo ante la evolución de las encuestas. Si, por el contrario, el presidente revelara que no piensa ir de candidato, los movimientos sucesorios dentro del partido desatarían, probablemente, serias tensiones que eclipsarían la propia tarea del nuevo Gobierno. Esta es la tesis que maneja buena parte de los dirigentes socialistas, conscientes de que va a ser muy difícil despejar la incógnita antes de tiempo y, por lo tanto, evitar que se contamine la andadura del nuevo Ejecutivo en los próximos meses como consecuencia de esta incertidumbre.

En todo caso, advierten fuentes socialistas, los dirigentes que mayor peso tienen en la organización, algunos de los cuales se examinan en las elecciones locales y autonómicas de mayo, se han conjurado para amortiguar esta polémica una vez que Zapatero ha remodelado su Gobierno y ha dado señales inequívocas de que quiere recuperar la iniciativa y el discurso político.

El presidente castellano manchego, José María Barreda, calificó ayer de "audaz" el cambio de Gabinete y consideró "muy inteligente" colocar a Alfredo Pérez Rubalcaba como hombre fuerte del mismo. Preguntado por la posibilidad de que éste último sea el sucesor del presidente, pidió dar "tiempo al tiempo" porque, a su juicio, abrir este debate ahora sería una operación de distracción "inoportuna".

Barreda ve "audaz" al Gobierno y Vara dice que nadie dé por muerto a Zapatero

En esta misma dirección se pronunció ayer el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, otros de los dirigentes socialistas que no disimularon en público su malestar por la pasividad con la que Zapatero reaccionó al declive electoral del partido. "Que nadie dé por muerto y enterrado al presidente porque no va entregar la cuchara tan fácilmente", advirtió. "Los que hablan de poszapaterismo", añadió Fernández Vara, "no conocen a Rodríguez Zapatero" ya que "va a luchar hasta que él decida hacerlo".

Hay dos personas que van a ser claves en la misión de intentar evitar que el debate sucesorio sea la sombra que persiga al Gobierno en la nueva etapa que acaba de abrirse. Uno es José Blanco, ministro de Fomento y 'número dos' del PSOE, y otro Marcelino Iglesias, presidente de Aragón y nuevo secretario de Organización del partido. Fuentes socialistas consideran que ambos tienen el predicamento suficiente dentro de la organización como para evitar que se aviven "debates estériles y altamente perjudiciales para todos".

La mayoría de los dirigentes que en público o en privado presionaron a favor de un cambio de Gobierno se muestran ahora satisfechos de como Zapatero ha conducido la remodelación. Incluso aquellas personas que se han visto perjudicadas personalmente por los cambios y pudieran haber interpretado los mismos en clave de vencedores y vencidos, han reaccionado de forma sumamente discreta y prudente.

La ex vicepresidenta primera María Teresa Fernández de la Vega protagonizó ayer una emotiva despedida en La Moncloa en la que no tuvo reproches para nadie.

Blanco tratará de evitar otra burbuja inmobiliaria

Tras asumir las competencias en materia de Vivienda, el ministro de Fomento, José Blanco, anunció ayer su intención de trabajar para que no se vuelva a producir una nueva burbuja inmobiliaria y para que la confianza vuelva a las empresas del sector "tras un severo ajuste".

Durante su comparecencia en el Senado, Blanco anunció que se reunirá en breve con las comunidades autónomas y las empresas del sector para transmitirles sus criterios y objetivos.

"Es indudable que tiene que seguir contribuyendo al desarrollo económico del país, pero que su forma de crecer tiene que ser distinta", declaró Blanco, quién dijo que pondrá el acento en aquellas actuaciones que generen empleo y sirvan para ayudar a la recuperación, como la rehabilitación.

Aguilar, cómoda dentro del proyecto socialista

La nueva ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, aseguró ayer que está "plena y totalmente identificada" con el proyecto socialista y pronosticó que el nuevo Gobierno "responderá" a los retos y necesidades de los ciudadanos.

Aguilar apuntó que su primera decisión será abrir las puertas del Ministerio "de par en par" para las organizaciones agrarias y todos los colectivos comprometidos con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Asimismo ofreció "diálogo y cooperación institucional" con las comunidades autónomas y prometió "dar una gran batalla" en la Unión Europea en defensa de los intereses de España, de la agricultura y la ganadería, "de la mano de los agentes sociales, sindicatos y empresarios".

Pajín fija como prioritario el diálogo con las regiones

Leire Pajín, nueva ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, afirmó ayer, durante la toma de posesión de su cargo, que se esforzará para "estar a la altura" de su predecesora en el cargo, Trinidad Jiménez, quién ha dejado "el listón muy alto".

La ex secretaria de organización del PSOE se fijó como primer objetivo el "diálogo" con las comunidades autónomas de todo color político. "Una política de sanidad, cuyas competencias están transferidas y donde las comunidades autónomas de todo color político tienen mucho que decir requiere, evidentemente, de mucho diálogo y acuerdo en trabajar juntos". En su opinión, "el Gobierno no puede asumir sólo el reto que España tiene por delante, sino que tiene que contar con otros agentes".

Reacciones

Felipe González:

"En el momento en que está más machacado se está viendo el mejor José Luis Rodríguez Zapatero".

"Es correcto lo que ha hecho porque ha puesto a gente potente en áreas importantes del Gobierno. Muy bien, aunque como siempre diré... por los resultados los veremos"

"Hace tres o cuatro años, cuando la situación económica era tranquila, podía tener una distancia del presidente, pero tras los ajustes realizados "no, de ninguna manera".