Facturó 1.254 millones

Ikea vendió en España el 8,2% mas en su ejercicio fiscal 2010

La compañía sueca de muebles y accesorios de decoración Ikea facturó 1.254 millones de euros en su ejercicio fiscal 2010 en España (del 1 de septiembre de 2009 al 31 de agosto de 2010), lo que supone el 8,2% más que el año anterior.

Estos datos fueron presentados hoy por el director general de Ikea Ibérica, Peter Betzel, quien explicó que el área de restauración de la compañía experimentó un importante crecimiento de un 10,9% al alcanzar los 51,4 millones de euros en las ventas. Betzel indicó que España es "un mercado muy importante" para la compañía, el sexto en el mundo con un 5,8% de la facturación mundial.

La compañía invirtió en España 300 millones de euros en la compra y acondicionamiento de nuevas tiendas y continúa sus planes de crecimiento con el compromiso de abrir 12 establecimientos más entre los años 2010-2015, periodo en el que prevé una inversión de 2.000 millones y la creación de 20.000 puestos de trabajo.

Durante el año fiscal 2010 las 13 tiendas de Ikea en España recibieron 36,2 millones de visitas, de los que dos millones eran personas que nunca antes habían visitado los centros, lo que supone un crecimiento del 15% respecto a los visitantes del mismo periodo del año anterior.

Betzel informó de que se invertirán este año 35 millones de euros para bajar los precios de los productos, que serán en 2011 entre el 2 y el 3% más baratos de media.

En 2010 Ikea abrió dos nuevas tiendas en España, la de Jerez y la de A Coruña, con lo que cuenta ya con 13 tiendas desde su primera apertura en Badalona (Barcelona) en 1996. El director de expansión en España, Sylvain Laval, informó de que que los planes son abrir nuevos centros en Valladolid, en Sabadell (Barcelona), en Madrid sur, en Gerona, Valencia, Alicante, Sevilla, en la Costa del Sol y quizás en Pamplona.

No obstante explicó que en algunos de estos lugares hay dificultades o bien con los ayuntamientos o con las promotoras porque no tienen financiación para acondicionar los accesos públicos y reconoció que podrían poner en peligro algún proyecto.

A pesar de las dificultades del momento económico, IKEA considera España un mercado estratégico y el objetivo es seguir creciendo hasta llegar a las 25 o 30 tiendas en 2018, con la idea de que todos los españoles tengan un establecimiento de la firma a no más de una hora de distancia desde su casa.

Entre los productos más vendidos en España destacaron este año los armarios, los colchones, las cocinas, los sofás y las estanterías.

Los directivos de Ikea en España recordaron que en todo el mundo el grupo vendió el pasado ejercicio 23.100 millones de euros, el 7,7% más y obtuvo un beneficio de 2.500 millones, el 11,3% más que en el mismo periodo anterior.

Ikea cuenta en todo el mundo con 318 tiendas, está presente en 38 países del mundo y tiene 127.000 empleados, con un número de visitantes en sus tiendas que superó los 626 millones de personas, el 3,2% más que en 2009.