Iberdrola ganó 2.070 millones hasta septiembre

Galán arremete contra la energía solar y la califica de "producto financiero"

El presidente de Iberdrola ha vuelto a arremeter contra la energía solar, a la que calificó ayer de "producto financiero" y "un disparate" que ha contribuido al déficit de tarifa. La eléctrica anunció ayer un incremento del 2% de su beneficio neto hasta septiembre, hasta los 2.070 millones.

En un periodo marcado por la alta hidraulicidad de los primeros meses del año y un descenso de la demanda y la producción con gas (ver gráfico), Iberdrola logró aumentar su Ebitda hasta septiembre en un 12,4% (5.563 millones de euros); su facturación un 16% (22.979 millones) y su margen bruto en otro 9,2% (8.675 millones).

En una conferencia ante analistas, el presidente del grupo, Ignacio Sánchez Galán, opinó que "lo peor de la crisis ya ha pasado" y que 2011 "se presenta lleno de oportunidades para seguir creciendo", en referencia a la mejora general de la demanda energética.

Al igual que en anteriores encuentros con los expertos, Galán criticó con dureza a la energía solar, a la que dedicó algunas perlas. "Esta tecnología -dijo- es hoy por hoy un producto financiero", porque genera poco y podría costar dos tercios de las primas de las renovables (7.000 millones este año, según sus cálculos) y sólo aportan un 2% de la producción. En este sentido, la considera culpable del déficit de tarifa, por tratarse de "tecnologías inmaduras" que han recibido "generosas primas". Por contra, los niveles de retribución de la eólica (en la que Iberdrola es líder) "están muy en línea o por debajo de otros países".

IBERDROLA 8,56 -0,09%

Respecto al déficit de tarifa, que supera ya los 17.000 millones, Galán confió en que la CNMV apruebe el folleto para su titulización la semana que viene para poder lanzar la primera emisión. "Si la operación se llevase a cabo en este momento tendría buena demanda, porque el spread del Tesoro está mejorando y saliendo de la zona de contagio".

Galán también criticó las medidas sobre el carbón pues "distorsionan el mercado", y sobre el conflicto de Gas Natural y Sonatrach, el presidente de Iberdrola dijo que no va a afectar a su compañía. Además, reiteró su decisión ante la CNMV de seguir vendiendo activos no estratégicos del grupo para reducir su endeudamiento.

La deuda neta ajustada a 30 de septiembre era de 30.098 millones (incluido el déficit de tarifa que corresponde a la empresa hasta 2010, 4.421 millones), lo que supone un 5,6% más respecto al 30 de diciembre de 2009. El apalancamiento financiero se situó en el 49,2%, o del 45,3% descontada la insuficiencia tarifaria. Las inversiones declaradas en el periodo ascendieron a 3.435 millones, en su gran mayoría en renovables en España.

La producción de energía del grupo aumentó un 10,2% en los tres primeros trimestres (55.088 GWh, la mitad en España). La compañía cuenta con una potencia instalada en todo el mundo de 44.455 MW.

Más participación en Gamesa

Iberdrola comunicó ayer a la CNMV su intención de seguir reforzándose en Gamesa, donde ha ido incrementando su posición en las últimas semanas (ayer anunció la compra de otro 0,1%), hasta alcanzar el 15,24%. En cualquier caso, señaló la empresa, la participación no superará el 30%.

Según Sánchez Galán, estos incrementos se deben "a la confianza de Iberdrola en los productos que quiere lanzar Gamesa próximamente y en el plan estratégico presentado hace unos días". Un plan "coherente y con sentido industrial", añadió. El presidente del grupo anunció que en los próximos meses Iberdrola le hará los primeros pedidos de turbinas de 4,5 MW para instalar a partir de 2013. "Creemos que la acción está barata, hemos comprado y seguiremos haciéndolo, siempre sin sobrepasar el límite del 30%", declaró Galán ante los analistas.

Para los próximos años, prevé una evolución creciente de los resultados gracias a las mejoras de eficiencia y a la generación de caja recurrente obtenida por la compañía.