Frente al 10,3% del trimestre anterior

La economía china se ralentiza en el tercer trimestre al crecer un 9,6%

El Producto Interior Bruto (PIB) de China, la segunda economía mundial, creció un 9,6% interanual en el tercer trimestre de 2010, ralentizándose frente al segundo trimestre del año cuando alcanzó un 10,3%.

La tasa de crecimiento disminuyó también con respecto al 11,9% registrado en el primer trimestre. Además, el PIB en los nueve primeros meses de 2010 creció un 10,6% interanual, hasta los 4,02 billones de dólares o 2,89 billones de euros.

A principios de este año, el Gobierno de China, país que el pasado año creció un 9,1%, se fijó un avance del PIB del 8% para 2010, una previsión prudente, ya que organismos internacionales como el Banco Mundial (BM) estiman que crecerá un 9,5% y en 2011, un 8,5%.

Sin embargo, el portavoz del Buró Nacional de Estadísticas (BNE), Sheng Laiyun, apuntó hoy durante una rueda de prensa celebrada en Pekín que "el PIB previsto para el 2010 es de un 10% con una inflación del 3%". Sheng sentenció que ante "las complicadas circunstancias nacionales e internacionales y los rápidos cambios y desafíos, China aplicó un paquete de estímulo y aceleró la reestructuración económica, y la recuperación económica se ha consolidado y sigue la dirección prevista".

Por otro lado, el comercio exterior en los nueve primeros meses del año avanzó un 37,9%, hasta los 2,15 billones de dólares o 1,54 billones de euros. El superávit comercial entre enero y septiembre totalizó los 120.600 millones de dólares o 86.381 millones de euros, un descenso de 15.000 millones de dólares o 10.743 millones de euros con respecto al mismo periodo del año anterior.

En lo que respecta a la inversión en activos fijos, éstas aumentaron en los nueve primeros meses a 2,89 billones de dólares o 2,07 billones de euros, un ascenso del 24% interanual.

El representante del BNE indicó que "China hará más esfuerzos para transformar el modo de desarrollo económico, profundizar la apertura y la reforma, mejorar la vida de las personas y garantizar un crecimiento económico estable y relativamente rápido".

Reestructuración económica

Precisamente, el Partido Comunista de China (PCCh) instó el pasado lunes, al finalizar su plenario anual y tras la aprobación del plan económico quinquenal 2011-2015, en la necesidad avanzar en la reestructuración económica, esto es, incrementar el consumo interno (en detrimento de la dependencia de las exportaciones y la inversión extranjera), y mantener un crecimiento rápido y estable.

El martes, el gigante asiático incrementó en un 0,25% los tipos de interés básicos, que pasan a situarse en el 5,56%, en la primera subida ordenada desde 2007, antes de la crisis. Mientras, las ventas al por menor, principal indicador de consumo, avanzó en estos nueves meses un 18,3% hasta los 1,66 billones de dólares o 1,19 billones de euros.

También el BNE publicó hoy la cifra del Índice de Precios al Consumo (IPC) que se colocó en septiembre en un 3,6 por ciento interanual, el más elevado en 23 meses y un 0,1 punto porcentual más que en el mes de agosto cuando se situó en 3,5% y consiguió la tasa más alta en casi dos años.