Jaume García. Presidente del INE
"El PIB contabilizará la prostitución y el contrabando"
"El PIB contabilizará la prostitución y el contrabando"

"El PIB contabilizará la prostitución y el contrabando"

Coincidiendo con el Día Mundial de la Estadística, el presidente del INE apuesta por dar a conocer mejor este organismo. Entre los proyectos, un nuevo censo de población e incluir la prostitución y el contrabando en el PIB

El presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE), Jaume García Villar (Barcelona, 1956), ha desarrollado toda su trayectoria profesional en el mundo académico y por ello afronta con especial entusiasmo el primer Día Mundial de la Estadística que se celebra hoy. Se muestra convencido del valor que tienen las estadísticas oficiales, por su rigurosa reglamentación, y defiende la independencia y capacidad de todos los que trabajan en este organismo. Sin embargo, admite que aún hay que explicar mejor qué hacen instituciones como el INE y, sobre todo, cómo producen sus estadísticas.

¿Está mal medido el PIB? ¿Refleja de forma conveniente el mayor peso que comienzan a asumir determinados sectores económicos?

No, no está mal medido por dos cuestiones. Primero porque si alguna estadística tiene una reglamentación detallada, ésa es la de las cuentas nacionales. Y segundo porque de forma explícita por parte de Eurostat son auditados sus procedimientos de forma continuada. Por tanto, está bien medido. Dicho esto, es cierto que hay algunos ámbitos, como el de la economía ilegal, hablamos de prostitución, contrabando y tráfico de drogas, que de forma explícita a fecha de hoy no forman parte del PIB, aunque en el reglamento están contempladas. Por dificultades metodológicas, ningún país de la UE las incluye, pero está previsto que en un futuro no muy lejano, aprovechando el cambio de base, se puedan incorporar, contabilizándose en el PIB. Son tres sectores no despreciables de ámbito económico, de difícil medición, aunque alguno de ellos parcialmente seguro que está indirectamente recogido en lo que es la información del PIB.

¿Cuándo es el cambio de base?

En el verano de 2014. Está por determinar si será para entonces, pero lo más razonable es aprovechar ese momento para no estar dando saltos en las cifras de PIB, a fin de minimizar esas sacudidas en los números que siempre son objeto de controversia.

¿Se puede estimar la economía sumergida?

El INE no tiene ninguna estimación. Estimarla se puede, sí. Hay cálculos sobre todo en el ámbito académico que tratan de calcularla a través de informaciones indirectas. A fecha de hoy no hay ninguna metodología consensuada que nos permita a las oficinas de estadística abordar el tema. En el momento en que se pueda, lo haremos.

Y en la encuesta de población activa (EPA), ¿se esperan cambios metodológicos? Sobre todo por la polémica que ha suscitado el debate sobre cómo computar a los parados en proceso de formación.

La EPA está sujeta a reglamento y en principio no hay ninguna previsión a corto plazo de cambios en esta estadística. La definición de qué es un parado o un ocupado viene dada por estándares internacionales que van más allá de la interpretación que pueda hacer el INE. Por tanto, hay una regulación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que recoge el reglamento de la Comisión Europea al respecto y en ese sentido la definición de parado está claramente establecida. No hay ningún ejercicio de interpretación.

¿Qué opinión le merecen las críticas que cuestionan la veracidad de los datos que difunde el INE o ponen en duda su independencia?

En el tiempo que yo llevo aquí no ha habido ni una sola insinuación ni interferencia respecto a las cifras que publica el INE por parte de ninguna instancia. Y aunque sea una señal indirecta, creo que es positivo que la anterior presidenta del INE estuviera ejerciendo el cargo bajo dos Gobiernos de partidos políticos distintos. Eso refuerza el carácter técnico de la institución. Evidentemente, no gusta esa desconfianza porque cuando se pone en duda el trabajo o la independencia del INE, se está cuestionando también la capacidad de todas las personas que trabajan aquí.

"Si el IPC de Google es riguroso, tomaremos nota"

Hace muy pocos días Google anunció su intención de poner en marcha una especie de IPC aglutinando datos de consumo online. En opinión del presidente del INE, más que una competencia a su labor, puede suponer una oportunidad de aprender y enriquecer lo que producen las oficinas de estadística oficiales. "El volumen de negocio a través del comercio electrónico aún no tiene magnitudes significativas en España, salvo en algunos ámbitos. Nosotros en el IPC, sí que incorporamos en la recogida de precios los relativos al turismo por el volumen de negocio que se mueve en la compra de billetes y en reservas de alojamientos. Es un tema de futuro, va a ir creciendo y las oficinas de estadística vamos a tener un reto complejo al recoger los precios, porque cuando uno entra en la red el marco geográfico se disipa. Por tanto, los marcos de referencia a partir de los cuales se definen las muestras van a cambiar", asegura. En este sentido, Jaume García admite que si Google lo hace con rigor, "y no hay razón para pensar lo contrario", probablemente será oportuno conocer cuáles son los mecanismos que utiliza para elaborar ese IPC. "Verlo como competencia no. Sin duda, hay iniciativas privadas de las cuales se puede aprender y tomar nota para poder implementarlas en la estadística oficial", añade.

En cuanto a si el INE ha podido cuantificar en qué medida se ha tasladado el aumento del IVA a los precios de consumo, el presidente recuerda que en julio se publicó el dato que midió cuál hubiera sido el alza de precios que se hubiese producido ese mes si el tipo impositivo del IVA no hubiera variado. "En julio contabilizamos un salto del IPC al 1,9%, mientras que ese efecto fiscal fue del 1,1%. Cuando se habla de cuánto se ha trasladado y cuánto asumen las empresas, con la información que tiene el INE eso no se puede saber", afirma.

Población "Se harán unos 5.000 contratos"

El presupuesto del INE para 2011 prevé un ligero incremento porque entre ese año y 2012 se pondrá en marcha la estadística más compleja y cara de cuantas elabora esta institución: el censo de población y vivienda, cuya periodicidad es decenal.

¿Cómo afectará el ajuste presupuestario a la actividad del INE?

Ninguna de las estadísticas incluidas en el programa dejará de hacerse. Desde hace tiempo hemos ido incorporando todas las mejoras tecnológicas a los procesos de producción para liberar recursos.

¿Cuál será la metodología que se aplicará al censo de población?

Planteamos un proyecto donde la base es cruzar las fuentes de información básicas. El pilar era el padrón, pero la idea era cruzarlo con registros como la Seguridad Social, la Agencia Tributaria, el catastro y otros a fin de utilizar la existencia de esos recursos para aquellos ciudadanos que están perfectamente identificados y poderlos contar. Y con una amplia encuesta, que afectará al 10% o el 11% de la población, hacer la cobertura de los colectivos que aparezcan poco identificados.

¿Por qué este cambio metodológico?

Este procedimiento se realiza ya en los países nórdicos y es muy similar al de Alemania o Suiza. Viene motivado porque la población es un fenómeno dinámico, lo cual significa que hacer estos cortes cada 10 años supone que si descendemos a ciertos niveles de detalle, tenemos datos de 2001, por lo que estarían desactualizados. Por ello, surge la idea de hacer al mismo tiempo esa encuesta continua, con una muestra del 1%, que cubra el periodo intercensal y permita hacer un seguimiento más cercano de la población.

¿Cuántas personas está previsto contratar?

A unas 5.000 personas aproximadamente. El cierre final dependerá del tamaño de la muestra. Estamos evaluando si será el 10% o el 11%, en función de la cobertura espacial que le queramos dar. Las contrataciones se producirán entre 2011 y 2012, ya que la recogida de datos no comenzará hasta noviembre del año que viene.