Visor híbrido

Fujifilm FinePix X100: cámara compacta digital de alta gama

Con un nuevo visor híbrido, un sensor APS-C CMOS y un objetivo F2 Fujinon de longitud focal fija de 23 mm, esta pequeña maravilla se va a convertir en el sueño de profesionales y amantes de la fotografía del estilo más clásico.

Cámara Fujifilm FinePix X100
Cámara Fujifilm FinePix X100

Presentada en Photokina, llegará a España en la primavera de 2011 y su precio rondará los 1.000 euros. Ahora, se trata de desgranar cuáles son sus virtudes para que merezca nuestra atención y este precio. Para empezar, Fujifilm ha decidido lanzar este modelo porque considera que existe una interesante demanda de cámaras compactas de alta calidad que no sean réflex de lente única (SLR). Es decir, que el fabricante ha creado una compacta, de diseño clásico, cuya premisa es la calidad de imagen, sin ser SLR, en la que ha tenido que combinar máxima calidad en el objetivo y en el sensor de imagen. Un reto que han logrado.

Aspecto exterior

Está claro que tiene una inspiración clásica, con una carcasa absolutamente tradicional, pero a la vez, ergonómica. La superficie de la parte superior, donde están los mandos de control (fabricados en metal), y la parte inferior de la cámara son de una aleación de magnesio destinada a conseguir precisión y rigidez. Los diales son de estilo tradicional con lo que se puede confirmar la posición de los ajustes sin encender la cámara. Por último, la carcasa, acabada en cuero, tiene un aspecto soberbio.

El visor híbrido en detalle

En realidad, el que le llamen híbrido no significa más que en la cámara nos vamos a encontrar con un visor óptico, tipo ventanilla, como el que encontramos en las cámaras de gama alta de 35 mm, y un visor electrónico, la pantalla LCD, como el que llevan las cámaras digitales de objetivo fijo. Así, tenemos la opción de elegir, según nuestras preferencias, ya que hay quien prefiere utilizar el visor óptico para centrarse en la composición de la foto. Además, la FinePix X100 nos permite cambiar de uno a otro visor, pulsando sencillamente un botón.

En el modo visor óptico, la luminosidad se ajusta automáticamente, asegurando que la información relativa al disparo sea fácilmente visible. æpermil;sta se actualiza de forma continua en función de cambios como la velocidad de obturador, exposición o sensibilidad. En el modo visor electrónico, evidentemente tenemos la posibilidad de la previsualización, ajustando parámetros como la exposición o el balance de blancos.

Sensor de 12,3 MP

La FinePix X100 ya hemos comentado lleva un sensor CMOS (APS-C) que, en combinación con el objetivo, nos va a permitir ciertas licencias que no encontraremos en cámaras compactas convencionales. Así, cuando se graba un vídeo en HD, la combinación entre este sensor y la abertura del objetivo F2 nos permite captar imágenes en movimiento con un fondo suavemente desenfocado (efecto Bokeh). Además, comparado con otros modelos compactos de FinePix, la X100 ofrece la posibilidad de captar imágenes de calidad en toda la gama de ISO. Esto es posible gracias a la "joint venture" que forman el sensor de alta sensibilidad (casi 10 veces mayor que otras cámaras compactas convencionales de FinePix), el objetivo con longitud focal fija y el procesador de imagen (EXR).

Objetivo F2 Fujinon

Parece que estuviéramos hablando de un Fórmula 1, pero en realidad hablamos de un objetivo de 8 elementos en 6 grupos que ofrece una longitud focal fija de 23 mm (equivalente a un 135 en 35 mm) y que no es plegable. Entre sus cualidades, decir que es capaz de fotografiar en modo macro a 10 cm de distancia. En realidad, la cámara es un capricho, no solo porque el diseño está muy cuidado, sino porque el fabricante ha integrado elementos de mucha calidad para lograr fotografías de concurso.